Ciudad de México, 6 de julio de 2020.- La Suprema Corte de Justicia perfila ordenar que el Estado mexicano reconozca la condición de refugiados de las niñas y niños migrantes no acompañados que atraviesan en caravanas el país, esto como parte de las medidas necesarias para su protección integral en territorio nacional. Con este tipo de reconocimiento se garantiza, aún sin conocer el número de menores de edad que integran el grupo o la identidad de cada uno de ellos, su derecho a ser protegidos ipso facto, de forma integral y reforzada por las autoridades de nuestro país.

Reconociendo su condición de refugiados prima facie se garantiza que, quienes se encuentren acompañados de su familia, permanezcan dentro de ella; y, quienes no se encuentren (menores no acompañados o separados), una vez identificados por las autoridades migratorias, tomar en cuenta esta condición para evaluar su reintegración o no a su núcleo familiar, esto conforme al interés superior de la infancia, se expone. La propuesta que el ministro Juan Luis González presentará el miércoles ante la Primera Sala explica que con el reconocimiento prima facie se garantiza el derecho de los menores migrantes a no ser devueltos a aquellos países en los que se advierta puedan sufrir riesgos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *