CDMX a 24 de julio de 2020.- Luego de una pausa debido a la presencia del nuevo coronavirus (Covid-19) en la capital del país, el seminario permanente Tardes de Crónica, del Archivo Histórico de la Ciudad de México, reanuda actividades en formato digital, pues los recintos culturales de la metrópoli permanecen cerrados durante el “Semáforo naranja” de la crisis sanitaria.

De manera ininterrumpida desde 2017 hasta la actual pandemia, esta iniciativa de la Asociación de Cronistas de la Ciudad de México AC se realiza en condiciones normales en la Sala de Juntas del Archivo Histórico local; ahora llega a los hogares mexicanos a través de la plataforma digital Capital Cultural en Nuestra Casa y redes sociales del recinto, manteniendo su horario habitual: los últimos martes de cada mes, de 17:00 a 19:00 horas.

El pasado 30 de junio se emitió la primera sesión digital titulada “De identidades chilangas: una reflexión de la interacción de diferentes herencias culturales”, a cargo de la restauradora Adriana Sanromán; el martes 28 de julio tocará el turno a la plática “Aquí la paz se respira… La capilla de la Inmaculada Concepción de María del Panteón Español de la Ciudad de México”, presentada por la historiadora y cronista María Eugenia Fernández Álvarez.

La importancia de estos encuentros abiertos al público “radica en difundir la historia de lugares poco conocidos e impulsar a que la gente se acerque más a su pasado, porque es lo que nos da identidad, los usos y costumbres, festividades y hasta la gastronomía”, opinó en entrevista María de Jesús Real García Figueroa, coordinadora de estas tertulias.

Con más de 20 años de trayectoria como cronista y especializada en la alcaldía Benito Juárez, la responsable de Tardes de Crónica precisó que las sesiones en modalidad presencial suelen tener más relación con el público estudiantil y académico; por ello, celebró que ahora las charlas sean digitales, permitiendo llegar a más personas como adultos mayores y habitantes de los lugares que abordan cronistas especializados en cada una de las 16 alcaldías.

Respecto a los miembros de la asociación de cronistas que participan, dijo que éstos mantienen una estrecha relación con el Archivo Histórico de la Ciudad de México, el cual se ha convertido en un importante referente para muchas de sus investigaciones. “Los papeles antiguos nos dan referencia de algunos acontecimientos, pero nosotros lo concretamos muchas veces con la historia oral”, explicó la también antropóloga.

A decir del director del recinto, Juan Gerardo López Hernández, la nueva modalidad digital es una novedosa forma de promover la apropiación ciudadana del patrimonio documental de la ciudad, y calificó al archivo como uno de los más amplios de toda América que reúne cuatro siglos de historia, con documentos originales que datan de 1524 a 1928.

“Retomamos las Tardes de Crónica también como una forma de impulsar a los cronistas a que entren en este nuevo formato digital, que se apropien de él y que junto con nosotros realicen la divulgación de sus investigaciones y de las nociones de la historia de la ciudad”, señaló el historiador especializado en el siglo XVII.

López Hernández expresó su satisfacción por apoyar a la asociación de cronistas citadinos que investigan historias locales, de colonias, barrios y lugares, para difundir la memoria y la historia de esta urbe, lo anterior desde el recinto a su cargo que consideró como “el espacio natural del derecho a la memoria histórica”.

Por último, el director del Archivo Histórico capitalino enfatizó que, a través de los contenidos compartidos en redes sociales, centrados en la difusión del acervo y en las investigaciones a partir de este, “nos vamos percatando de que a las personas les gusta la historia, conocer cosas de la ciudad en general o de sus alcaldías, barrios y colonias”.

Las Tardes de Crónica que ofrece la Asociación de Cronistas de la Ciudad de México AC pueden disfrutarse en vivo los últimos martes de cada mesde 17:00 a 19:00 horas, con enlaces desde la plataforma digital Capital Cultural en Nuestra Casa y en las redes sociales del Archivo Histórico de la Ciudad de México, donde permanecen en línea para su consulta posterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *