La incorporación de los sectores automotriz, construcción y minería a la lista de los esenciales para su reapertura gradual fue positivo; sin embargo, se debió tomar en cuenta la voz de la academia e industriales para añadir al sector cervecero y plantear un programa de apoyo económico a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) para poder solventar gastos de medidas de prevención sanitaria, dijo Enoch Castellanos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

“Habría que hacer un programa especial para las microempresas que vienen con una liquidez muy deteriorada. Es un terreno inexplorado que hay que definir, y por eso la insistencia en que las decisiones del Consejo (de Salubridad) se tomen de manera más democrática, considerando las opiniones de la academia, científicos y la industria”, expuso en la videoconferencia para anunciar la segunda entrega del Observatorio Mipyme Canacintra.

Falta claridad: Coparmex

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) consideró el miércoles que falta claridad en el plan diseñado por las autoridades sobretodo en aspectos como los criterios que determinarán el color del semáforo de advertencia.

“Coincidimos en la necesidad de contar con un plan de reapertura gradual y escalonado. Sin embargo, el contenido presentado el día de hoy es insuficiente para poder tener claridad en el procedimiento”, señaló Gustavo De Hoyos Walther, presidente del organismo.

El sector patronal pidió claridad en aspectos como los criterios a partir de junio que determinan en qué color del semáforo de advertencia se ubica cada estado, lo que es relevante para conocer cómo es que una localidad podrá pasar de una fase a otra y faltó especificar si dicho semáforo será definido a nivel municipal o estatal.

Hasta el momento la definición de actividades económicas reducida es muy limitada.

“Las empresas requieren de especificaciones claras para poder prepararse para reiniciar actividades inmediatamente después de que lo dicten las autoridades sanitarias”, dijo el empresario.

El gobierno anunció que se reinician actividades en 269 municipios en 15 estados sin contagios o vecindad de contagio. No publicó una lista de los municipios por lo que no hay certeza de cuáles son estos y con base en qué fecha de datos de contagios fueron determinados, señaló el organismo.

En un ejercicio propio, la Coparmex identificó en 14 estados de la República a 294 municipios que cumplen con las características de tener cero casos de COVID-19 y no tener vecindad con algún municipio que haya tenido al menos un contagio.

“En estos municipios hay 51 mil 365 unidades económicas que representan el 1 por ciento del total nacional. En suma, el impacto económico de esta medida será mínimo”, advirtió.

Acompañar apertura con pruebas

Canacintra ha planteado un programa de apoyo especial para las Mipymes, con la finalidad de que puedan enfrentar los costos que implica reabrir con medidas sanitarias, así como la importancia de hacer pruebas para detectar a infectados de COVID-19.

“Una empresa hizo pruebas al 100 por ciento de sus trabajadores y encontró que el 25 por ciento estaba contagiado, pero era asintomático, esto habla de lo importante que es aplicar las pruebas para evitar rebrotes en los centros de trabajo”, apuntó Castellanos.

Al respecto, la Coparmex coincidió en la necesidad de que la reapertura se acompañe de una aplicación intensa de pruebas para poder aislar nuevos caos y sus cadenas de contagios.

“Este factor ha marcado la diferencia entre algunas naciones que están mostrando mejores resultados en su batalla contra el virus”, alertó la Coparmex.

Señaló que México está realizando 0.4 pruebas por cada mil habitantes, la cifra más baja entre los países de la OCDE. La media para estos países es de 22 pruebas por cada mil habitantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *