CDMX  a 8 de mayo de 2020.-  La vacuna contra COVID-19 deberá ser accesible a toda la población a través de los sistemas de salud en México, afirmó el académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Jorge Castañeda Sánchez.

En un comunicado, señaló que una vez que la eficacia y seguridad de la vacuna sean probadas, el gobierno deberá invertir en la compra del producto e integrarlo al programa nacional de vacunación adicional, como ocurrió con la influenza H1N1 de 2009.

Hasta ahora, indicó, se está trabajando en dos “intentos de vacuna en Estados Unidos y China”; sin embargo, podría ser entre seis meses y un año cuando se cuente con las últimas pruebas, antes de determinar si sirven.

La estadounidense se está desarrollando con tecnología de punta. Y aunque los laboratorios de investigación tratan de tenerla lo más pronto posible, no pueden adelantar los tiempos requeridos para ciertas etapas científicas y tecnológicas.

“Uno de estos procesos pudiera resultar funcional, sin embargo, falta el examen de fuego para saber qué tanto protegerá y cuáles serían sus efectos adversos”, explicó.

Sostuvo que debería existir una estrategia de alcance global que involucre a empresarios y gobiernos para recabar toda la información posible sobre el virus, con el fin de producir en breve un medicamento o una vacuna para poder contender con la pandemia en curso.

Tomado del sitio de Notimex.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *