Ciudad de México, 29 de julio del 2020.- Estados Unidos no admitirá nuevas solicitudes de protección migratoria para los jóvenes que llegaron al país de forma irregular junto a sus padres, conocidos como dreamers, pero permitirá que quienes ya tienen un permiso lo renueven por un año, anunció ayer el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

El presidente Donald Trump canceló en 2017 el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que protegía a los dreamers (soñadores) de la deportación, pero esta decisión fue impugnada y terminó en la Corte Suprema, que a mediados de junio la bloqueó.

A partir de ahora, el gobierno no aceptará nuevos pedidos, pero renovará la protección para quienes
ya cuenten con el estatuto DACA. La extensión será por un año, no por dos, como establece el
programa original.

La noticia, revelada a periodistas bajo condición de anonimato por un alto funcionario del gobierno, fue confirmada por el Departamento de Seguridad Nacional, que explicó en un comunicado las nuevas reglas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *