CDMX a 12 de marzo de 2020 (Maya Comunicación).- Los trenes del Sistema de Transporte Colectivo Metro no se encuentran al 100 por ciento y su mantenimiento, así como la compra y el cambio de refacciones se encuentran bajo investigación en la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México. Lo anterior se informó en conferencia de prensa, donde la titular del Metro, Florencia Serranía, evadió las preguntas sobre las condiciones y mantenimiento en el que se encontraban los trenes que chocaron en la estación Tacubaya, de la Línea 1.

La funcionaria se mostró evasiva sobre las causas del accidente y sobre cuándo fue la última vez que recibió mantenimiento mayor el tren NM-83B, motrices M.484/M.485 que fue el que perdió el control.

“Yo lo que puedo decir siendo la responsable del Metro: hoy no tengo forma de explicar lo que sucedió porque sería especulativo, cualquier cosa que diga es especulativa, lo único (que puede aclarar lo que pasó) es la caja negra y las grabaciones que se están revisando en este momento, es así, no hay forma de que pueda yo decir algo que no sea especulativo”, aseveró.

Serranía informó que serán las cajas negras de ambos convoyes las que servirán para determinar con exactitud qué provocó el percance.

Estiman que en dos semanas estarán listos los peritajes. Además, comentó que será contratada la certificadora alemana TÜV para ello y que también el Comité para la Investigación de Incidentes Relevantes del STC realizará su investigación.

Respecto a lo sucedido, la titular del STC se limitó a comentar que el deslizamiento en reversa del tren sucedió debido a que “se perdieron los modos de conducción” en una pendiente de 7 grados de inclinación, lo que provocó que el tren regresara hasta la estación Tacubaya, sin embargo, la razón de este hecho aún es desconocida.

“El deslizamiento en reversa sucede porque tenemos una rampa con 7% desde Tacubaya a Observatorio; el tren no llegó a estacionar bien en Observatorio y tuvo el deslizamiento en reversa porque perdió los modos de conducción, no sabemos la razón”, dijo.

Y agregó: “Los trenes tienen sistemas de seguridad redundantes, es decir, tienen un sistema de frenado, luego otro de frenado de emergencia; para que exista un deslizamiento deben pasar muchas cosas simultáneamente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *