CDMX a 15 de julio de 2020.- Ciertamente el internet se ha convertido en uno de los espacios más caóticos, pero cruciales, para las estrategias de comunicación de las empresas. Por una parte, ya abarca la mitad del gasto global de las marcas en activaciones de marketing. Al mismo tiempo, es la habilitadora por excelencia de fenómenos como los ciberataques y las violaciones a la privacidad de datos personales. En este sentido, una de las grandes preocupaciones de los agentes del entorno es su buena regulación.

Sin embargo, tener una buena gestión del internet es una tarea muy  compleja. De entrada, según Carnegie Endowment for International Peace; el sistema es tan internacional y dinámico que sería casi imposible tener un control directo sobre él. A eso se debe sumar que, como apunta Law Fare, cada país tiene leyes distintas. Esto hace aún más difícil poner parámetros y castigos de una forma estandarizada. Por supuesto, que sea un reto no significa que no haya gente tratando de lograrlo.

Varios grupos, gobiernos y compañías de escala internacional están en contacto constante para decidir cómo crear un mejor entorno en el internet. No solo para que los usuarios no se vean afectados por agentes maliciosos o reducir la incidencia de cibercrímenes o similares. También su intención es establecer parámetros que les permitan, según sea el caso, vigilar o recriminar a los entes que no se ciñan a las reglas. O saber cómo evolucionar su negocio sin tanta controversia.

Una constitución para el internet

Es posible que una nueva propuesta de regulación pueda ser la respuesta que toda la industria estaba buscando. De acuerdo con AP, el fundador de la World Wide Web, Tim Berners-Lee, acaba de lanzar su Contract for the Web. Se trata de una serie de reglas, buenas prácticas, derechos y obligaciones para usuarios, empresas, instituciones y otros agentes para actuar en internet. Este compromiso pretende, sobre todas las cosas, mantener la libertad de expresión y conocimiento.

 

Información tomada de Merca2.0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *