CDMX 11 de septiembre del 2020.-El ambicioso proyecto del Gobierno de México para garantizar que a través de la construcción de nuevas sucursales del Banco del Bienestar los recursos de los programas sociales lleguen directamente a los beneficiarios y se incluya financieramente a más mexicanos, registra un avance de 230 nuevas unidades construidas.

Durante la conferencia del Informe Diario Sobre los Avances de los Programas de Bienestar en el Contexto de la Pandemia COVID-19 y la Reactivación Económica, la titular del Banco del Bienestar, Diana Álvarez Maury, informó que el estado de Puebla encabeza la lista con 24 nuevas sucursales.

Recordó que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, anunció este proyecto de su administración para que, entre 2020 y 2021, se edifiquen 2,700 sucursales del Banco, con el fin de “distribuir los fondos destinados a los beneficiarios de programas sociales que habitan en comunidades apartadas, donde no existen bancos, cajeros automáticos ni otro medio para recibir los recursos, y que no tengan que recorrer grandes distancias”.

Reiteró que tanto las obras de construcción como las de equipamiento están a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional, a quien reconoció el avance logrado hasta ahora.

Destacó el entusiasmo que tienen las comunidades en varias partes del país por contar con una sucursal del Banco del Bienestar.

“Contar con una sucursal no es solo tener un Banco, tiene muchísimas implicaciones que son el reflejo de un pacto social plasmado en la Constitución, que significa generar un verdadero desarrollo”, expresó.

La funcionaria describió por zonas el avance del programa de expansión: Así, en la zona Norte de la República, Sinaloa encabeza el listado con 13 sucursales edificadas; en el Occidente, Michoacán cuenta ya con 9 terminadas.

En la zona Oriente, Puebla tiene 24; en tanto que, en el centro, el Estado de México presenta 19, y en la parte sur del país, en Oaxaca se terminaron ya 18 sucursales.

Durante su exposición, Diana Álvarez Maury habló de la importancia de contar con terrenos para la construcción de las nuevas sucursales, tarea en la que trabajan coordinadamente diferentes dependencias como la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (INDAABIN), la Secretaría del Bienestar, autoridades municipales, ejidales, y por supuesto la Secretaría de la Defensa Nacional.

En la conferencia, el Coordinador General de Desarrollo Metropolitano Movilidad de la SEDATU, Daniel Fajardo Ortiz, detalló las características que deben tener los predios donde se construyen las nuevas sucursales del Banco del Bienestar, entre las que destacan: evitar traslados de más de hora y media para los beneficiarios, predios cercanos a núcleos urbanos, que cuenten con servicios públicos, en áreas no inundables, y con superficies de por lo menos 300 m2.

Expresó que en un principio se dio prioridad a los predios de propiedad federal, estatal y municipal, pero ahora se trabaja con predios ejidales, en donde el proceso de donación es más largo. Dijo que una vez aprobada la cesión en asambleas ejidales y comunitarias, “viene un trabajo arduo para que se regularicen esos terrenos y pasen a formar parte del Banco del Bienestar”, acotó.

Sin embargo, destacó el funcionario que los beneficios comunitarios son significativos, pues la entrega directa de apoyos de programas sociales conlleva una mejoría de los servicios públicos y reactivación económica local en aquellas comunidades donde se instale una sucursal del Banco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *