CDMX a  01 de julio de 2020.- Dijo que con la entrada en vigor de este instrumento internacional, este primero de julio, México avanza hacia una mayor integración con la región de América del Norte, que es una de las más amplias y competitivas en todo el mundo.

El Tratado, enfatizó, servirá de palanca para reactivar la economía en diversos sectores y dará certidumbre tanto al comercio, como las inversiones adecuadas entre los socios de América del Norte.

Con ello, las empresas nacionales y extranjeras verán en el país una oportunidad para hacer más negocios, lo cual se traducirá en nuevas oportunidades de empleo, sobre todo para aquellos que se han visto más afectados por la pandemia.

Se trata, dijo a través de un video mensaje publicado en sus redes sociales, de empleos mejor remunerados, en condiciones que provocarán una mayor justicia laboral.

Explicó que con el T-MEC se pondrán en marcha mecanismos que ayudarán a solucionar controversias comerciales, de una manera equitativa y basada en derecho. También se incorporarán nuevas reglas de origen que fortalecerán la integración de las cadenas de valor en la región.

En el Senado de la República, afirmó la presidenta de la Mesa Directiva, “vemos con mucho optimismo la puesta en operación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá”.

“Seguiremos puntualmente la correcta implementación del T-MEC durante los próximos meses, con la intención de que se aprovechen todas las ventajas que ofrecen en beneficio de las y los mexicanos”.

La legisladora tabasqueña precisó que aún persisten retos, sobre todo para incluir a más sectores y regiones del país a la actividad económica vinculada al exterior, especialmente a las pequeñas y medianas empresas.

Si se avanza en estos desafíos, dijo Mónica Fernández, México logrará un crecimiento más incluyente en todas las regiones del país. En ese sentido, debe ser una prioridad lograr que este crecimiento sea sostenible hacia el futuro, lo cual es posible mediante el aprovechamiento de las tecnologías y la economía digital, cuyo potencial se ha hecho más evidente a raíz de la lamentable pandemia por el COVID-19.

La senadora agradeció y felicitó a todas las personas que aportaron un granito de arena para que el nuevo tratado se convierta en el mejor acuerdo posible para México; al equipo negociador, a las y los legisladores de ambas cámaras, a las partes del Poder Ejecutivo, a las cámaras empresariales a las organizaciones sociales que estuvieron trabajando a favor del acuerdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *