CDMX a 19 de junio del 2020.- El Consejo de la Judicatura Federal pudo otorgar seguridad personal apenas al 14 por ciento de los jueces que lo solicitaron durante 2019. De las 303 peticiones valoradas ese año, sólo se hicieron 42 asignaciones de escoltas, vehículos blindados, prendas de protección o medidas de seguridad provisionales, según el Informe de Labores del organismo de ese año.

Impartidores de justicia consultados revelaron que hay reglas no escritas sobre la asignación de personal de seguridad y unidades blindadas. «En la actual Administración, si tienes escolta te buscan cambiar de adscripción para quitártela y por eso algunos jueces y magistrados prefieren no pedir o renunciar a sus escoltas para que no los cambien a otro Circuito», dijo uno de ellos a condición de anonimato.

Otro mencionó que, además, a los juzgadores con personal de custodia y vehículo blindado se les descuenta la ayuda mensual de «traslados» (entre 8 mil y 10 mil pesos al mes), además de que deben pagar la gasolina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *