Ciudad de México, 17 de abril de 2020.- Ante el aumento de agresiones en contra del personal médico y de enfermería que atiende a pacientes de Covid-19, las senadoras Kenia López Rabadán y Josefina Vázquez Mota, anunciaron una iniciativa para reformar el Código Penal Federal (CPF), con la finalidad de que los ataques a todo el cuerpo del sistema de salud sean castigados.

Dicha iniciativa contempla la incorporación de un artículo 149 Quáter para imponer sanciones que van de dos a cinco años de prisión o de 500 o 2 mil horas de trabajo a favor de la comunidad y multa de hasta 300 unidades de medida y actualización, lo que significaría 26 mil pesos aproximadamente, al que cometa cualquier agresión, discriminación, niegue algún servicio público o privado, afecten la libertad de tránsito o en su caso dañen la integridad de los profesionales de la salud.

“Urge eliminar cualquier acto violento o de discriminación en contra de las personas trabajadoras del sector salud, de ahí la necesidad de tipificar en el Código Penal castigos para quienes agredan y causen un menoscabo al personal de la salud”, enfatizó López Rabadán.

La referida reforma contempla una adición al artículo 315 del CPF, que establecería que cuando exista emergencia sanitaria, determinada por autoridad competente, se considerarán calificadas las lesiones u homicidio que se cometan contra personal del sector salud y en su caso se perseguirán de oficio.

La también presidenta de la Comisión de Derechos Humanos precisó que los trabajadores del sector de la salud han sido los primeros en responder ante esta crisis en México y son ellos quienes han hecho posible el funcionamiento de los hospitales y clínicas de nuestro país.

Al referirse a la actuación del Gobierno federal durante las fases 1 y 2 de esta pandemia en México, señaló que el balance es reprobable.

Cuando las instancias internacionales señalaban la entrada de la Fase 2 este gobierno tardó un día en aceptarlo, en tanto el Presidente invitaba a la ciudadanía a salir a comer a restaurantes, recordó.

“Lo que ha hecho este gobierno es dar muestras de insensibilidad, desde enviar insumos médicos de penosa calidad a los estados hasta la compra de un estadio de béisbol en medio de esta pandemia a través de una transacción de 511 millones 690 mil pesos”, indicó López Rabadán.

También, dijo que en el sector público aproximadamente son 235 mil personas que se desempañan como personal médico y otras 326 mil personas que realizan labores de enfermería, y sólo ellos suman más de medio millón de personas, sin contar al personal que labora en el traslado de pacientes, limpieza, administrativos y de seguridad.

Ambas legisladoras enfatizaron que todo el personal público de salud arriesga diariamente su vida para atender a aquellos que han sido contagiados por el Covid-19.

“Lo hacen con un gran sentido del deber y vocación de servicio, laboran en condiciones desfavorables por la falta de insumos y materiales adecuados para desempeñar su trabajo, aunado al aumento en las agresiones que sufren en el exterior de las instituciones médicas”, reconocieron.

La senadora Josefina Vázquez Mota afirmó que el Gobierno federal tuvo la oportunidad de preparase para la atención de la pandemia del Covid-19, y brindarle a todo el cuerpo de sistema de salud, los insumos necesarios para hacerle frente al coronavirus, pero dijo: “se llega mal y tarde”.

La senadora panista hizo un llamado urgente a la sociedad para decir “ya basta” contra la barbarie al personal de salud, pues como en otras partes del mundo, se debe reconocer su labor y darles las gracias, por lo que es tiempo dejar la polarización y desacreditación, porque el único adversario a vencer es el coronavirus.

«Es momento de que la ciudadanía nos pongamos de lado de los que están en la línea de batalla salvando vidas. Con esta iniciativa ya no se podrá seguir agrediéndolos, sino agradecerles por arriesgar su vida para salvar las de nosotros”, expresó.

Vázquez Mota dijo que confían en que el Grupo Parlamentario de Morena en el Senado, permita la presentación de ésta y otras propuestas que tienen que ver con la emergencia sanitaria, pues hasta ahora han encontrado una “cerrazón” para dialogar y debatir este tema.

Las panistas también apuntaron que los medios de comunicación han relatado hechos que son absolutamente reproblables. Las agresiones físicas de las que son objeto tanto el personal médico como de enfermería y que son alarmantes.

Ejemplificaron que, en algunas entidades de la República, les arrojan cloro, son retenidos por la fuerza, desalojados de sus domicilios, se les niega la venta de insumos básicos e incluso han apedreado ambulancias y dañado inmuebles del sector salud.

Finalmente, las senadoras de Acción Nacional dijeron que las autoridades mexicanas están obligadas a generar acciones y medidas eficientes para proteger al personal de salud que actualmente lucha contra la pandemia, y la protección no solo es dentro de sus centros de trabajo, sino también fuera, por lo que deben erradicarse los ataques que han sufrido, además se debe velar por su integridad física y mental. O-O-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *