CDMX a 15 de junio de 2020.- Ante la epidemia de Covid-19, la captación de sangre en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) registra un déficit de 10 mil unidades respecto al año anterior; mientras que el ISSSTE y el Sector Salud también reportan una baja en las donaciones.

«En 2019 alcanzamos cerca de 70 mil unidades captadas, y en 2020, con el advenimiento de la pandemia, se ha visto disminuida esta captación. A medio año tenemos casi 20 mil unidades, lo que significa que estamos con un déficit de 10 mil unidades respecto al año pasado», advirtió Gamaliel Benítez Arvizu, director del Banco de Sangre del Centro Médico Nacional Siglo 21 del IMSS.

Afirmó que se han identificado dos factores para este decremento en la donación: el aumento en la tasa de rechazo de donadores al quedar descartados quienes tienen contacto con pacientes sospechosos o confirmados de Covid-19, así como el temor a acercarse a los Bancos de Sangre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *