CDMX 10 de febrero del 2021.-Con el propósito de intercambiar visiones sobre la propuesta de creación de unidades internas para apoyar a la Cámara de Diputados en el uso de evidencias basadas en la ciencia, se realizó de manera telemática el Foro Nacional de Asesoramiento Científico al Parlamento.

En el encuentro, diputadas, diputados y expertos destacaron la importancia de tener asesoramiento científico que brinde datos confiables y demostrables para la toma de decisiones legislativas en beneficio de la ciudadanía.

La presidenta de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación, diputada Marivel Solís Barrera (Morena), indicó que al comienzo de la actual Legislatura se hizo el compromiso de incluir a la comunidad científica en la toma de decisiones parlamentarias, a fin de que ayuden a garantizar las condiciones de bienestar a futuro.

El diputado Brasil Alberto Acosta Peña (PRI), expresó que aunque haya diferentes caminos se puede llegar al mismo sendero. “En el caso de la ciencia hay mucha nobleza, pero se dice que los mexicanos somos expertos en no ponernos de acuerdo”, advirtió.

La diputada María Eugenia Espinosa Rivas (PAN) consideró que el asesoramiento permanente y la evidencia científica son la oportunidad para que el Congreso muestre su amor hacia el quehacer científico, pues a través de la ciencia se transforma al ser humano.

La diputada Martha Tagle Martínez (Movimiento Ciudadano) enfatizó la importancia de que las decisiones públicas estén fundadas en evidencia científica. Consideró que muy pocos legisladores usan la información que generan los centros de estudio de la Cámara; no obstante, los temas y problemas que se atienden en el Congreso están relacionados con la diversidad del país que tenemos.

Del mismo partido, el diputado Mario Alberto Rodríguez Carrillo mencionó que la emergencia sanitaria evidenció el rebase de problemas y la exigencia de actualizarnos en instrumentos científicos. “Se sigue desdeñando la asesoría científica; aunque universidades podrían darle seguimiento a la pandemia, las redes sociales han mostrado otras cosas, incluso de personas que consumen cloro, pero no se ha salido a parar esta desinformación”.

La diputada Beatriz Silvia Robles Gutiérrez (Morena) pidió evitar que se dupliquen funciones, porque desde el inicio de esta Legislatura se ha tratado de adelgazar al aparato burocrático, por lo que no se deben repetir actividades porque el erario se debe cuidar. Sugirió que desde las secretarías técnicas de las comisiones se tenga un enlace directo con la comunidad científica.

El diputado Sergio Mayer Bretón (Morena) declaró que la crisis sanitaria nos hace recordar que el mundo está interconectado para lo bueno y lo malo, por lo que es necesario promover el asesoramiento y uso de la evidencia científica con datos verificables.

Intervenciones de la comunidad científica

Cecilia Noguez Garrido, directora del Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aseguró que la ciencia es la base de las sociedades modernas y antiguas, por lo que el Gobierno federal tiene la responsabilidad de tomar decisiones respaldándose en el conocimiento oportuno y veraz.

Alma Cristal Hernández Mondragón, integrante de International Network for Governmental Science Advice y Global Young Academy, puntualizó que la propuesta es tener un consejo formado por legisladores y científicos que apoyen las decisiones, periodo con periodo, a través de un intercambio permanente dividido en distintas áreas.

William Lee Alardín, coordinador de la Investigación Científica en la UNAM, consideró que no se puede pretender ser especialista en todo; por ello, como sucede en otros países, existen grupos de asesoramiento a los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial. “Los problemas de hoy requieren de soluciones basadas en conocimientos, innovación y tecnología; legislar en un vacío de opciones crea más problemas, en lugar de resolverlos”, señaló.

Sara Ladrón de Guevara, rectora de la Universidad Veracruzana, aseguró que los científicos mexicanos no están alejados del proceso legislativo, porque acuden cada vez que hay Parlamento Abierto. Sin embargo, aseveró, “es lamentable que los argumentos no sean determinantes del voto o sean sólo telón de un fondo legitimador”.

José Mustre de León, director General del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados, dijo que incluir un grupo de asesoramiento en el Congreso ayudaría a que se tengan de forma directa distintas opiniones, lo que potenciaría el proceso legislativo. Señaló que en las redes sociales, que muchas veces son consultadas, hay información que no es confiable.

 

Juan Silvestre Aranda Barradas, secretario de Investigación y Posgrado del IPN, consideró conveniente acercar los resultados de la investigación a mejorar la calidad de vida del país. Advirtió que las soluciones basadas en datos científicos son mejores que improvisar, lo que resalta la importancia de la ciencia y la tecnología en la sociedad.

Por su parte, Aline Villareal Medina, profesora del Departamento de Fisicoquímica, de la Facultad de Química de la UNAM, pidió convertir hallazgos científicos en política pública, pues sería en beneficio de los ciudadanos.

El ex rector de la UNAM, José Sarukhán Kermez, coordinador de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), explicó que muchos de los logros y avances con los que se ha beneficiado la sociedad mexicana han nacido de la investigación. Puso de ejemplo el trabajo teórico de los institutos de salud, quienes han hecho la investigación clínica que cambió la salud de los mexicanos.

Apuntó que la mayor parte del trabajo teórico y científico no se comunica a la población, por lo que la sociedad ignora las investigaciones que las universidades y centros de investigación realizan, pero para eso se requiere de recursos, porque “no es gratis”, por lo que se necesita del entendimiento de este fenómeno en la Cámara de Diputados, que es donde se asignan los recursos.

Carlos Aguilar Salinas, coordinador de la Unidad de Investigación de Enfermedades Metabólicas del INCMNSZ, mencionó que se debe promover la equidad en información y acceso a medicamentos, además de contar con los estudios realizados por distintas instituciones de investigación.

Xyoli Pérez Campos, jefa del Servicio Sismológico Nacional e investigadora del Instituto de Geofísica de la UNAM, refirió que se piensa que la ciencia es una élite, pero eso está totalmente alejado de la realidad; el científico busca respuesta a preguntas en beneficio de la sociedad.

Marta Ochman, profesora-investigadora de la Escuela de Gobierno de Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey, dijo que las leyes tienen impacto en el sistema de valores y el futuro de la democracia en México, como cuando se aprobó prohibir la venta de refrescos a menores, lo que fue aplaudido, pero que afectó la individualidad, pues son castigos e imposiciones, en lugar de fomentar ciudadanos autónomos que cuiden su salud.

Francisco Medina Gómez, de la Red Nacional de Consejos y Organismos Estatales de Ciencia y Tecnología (Rednacecyt), señaló que también se debe incluir al sector productivo privado, que ha sido muy satanizado. “La información es poder y es eso lo que debe empoderar a la Cámara de Diputados, sus decisiones, y ser un contrapeso del Ejecutivo federal”.

Al concluir el foro, la diputada Solís Barrera afirmó que los participantes destacaron la importancia de contar con asesoramiento científico en el Legislativo, por lo que el compromiso es seguir trabajando con la comunidad científica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *