CDMX a 18 de junio de 2020.- Con el fin de incorporar alternativas semipresenciales y no presenciales en el aprendizaje, evaluación y en todas las actividades del Sistema Educativo Nacional, el senador Raúl Bolaños-Cacho, de la fracción parlamentaria del PVEM, presentó una iniciativa para promover el aprovechamiento de plataformas digitales con fines educativos.

 

Con esto, el legislador busca fomentar una completa incorporación de los medios digitales en todas las actividades educativas y en todas las comunidades del país, a fin de reducir la dependencia de las actividades presenciales en la educación.

 

Adicionalmente, la propuesta busca prever la asignación continua de recursos presupuestarios para permitir el acceso a dichas plataformas en todas las comunidades del país.

 

El legislador señaló que, actualmente, la pandemia por Covid-19 representa un gran reto a nivel internacional, de modo que todas las actividades productivas y sectores sociales, incluyendo la educación en todos sus niveles, deben adaptarse, a fin de continuar sus labores durante el tiempo que dure la emergencia sanitaria.

 

Informó que, a fin de evitar la pérdida del ciclo escolar 2019-2020, desde del pasado 20 de abril, la Secretaría de Educación Pública (SEP), implementa el programa “Aprende en Casa”, el cual llega a todas las regiones del país a través de distintas plataformas digitales o televisivas.

 

Incluso, detalló, a través de transmisiones radiofónicas dirigidas a comunidades aisladas, incluidas las indígenas, impulsando el debido aprendizaje de los contenidos por parte de los estudiantes desde sus casas.

 

A pesar de esto, el senador denunció que el programa no se estableció de la misma manera en todo el país, ya que no todas las comunidades alejadas tienen acceso a internet y plataformas digitales, por lo que debieron recurrir a contenidos menos interactivos, a través de transmisiones radiofónicas o televisivas.

 

Aunado a esto, agregó, un artículo científico publicado en la revista Science proyecta brotes recurrentes de Covid-19 en las temporadas invernales después de la onda pandémica inicial. Por ello, determinó que el distanciamiento social prolongado o intermitente puede ser necesario hasta 2022; además, aseguró que la vigilancia epidemiológica debe mantenerse, pues en 2024 podría ocurrir un resurgimiento del contagio.

 

Ante este panorama,  indicó que todas las actividades, incluyendo los servicios educativos, deben adaptarse a un nuevo esquema de trabajo que facilite la continuidad de las labores, disminuyendo al mínimo posible las actividades presenciales, especialmente las que producen aglomeraciones en espacios cerrados como los salones de clases.

 

Para esto, propuso facultar a las autoridades educativas a integrar la educación abierta, a distancia y semipresencial en todos los tipos, niveles y modalidades educativas, mediante el aprovechamiento de plataformas digitales y otros medios.

 

Bolaños-Cacho consideró que su propuesta permitirá dar cumplimiento adecuado a las medidas de distanciamiento social durante el tiempo que dure la emergencia sanitaria por Covid-19, además de facilitar la continuidad de las actividades educativas que sean interrumpidas por otras causas de fuerza mayor.

 

La iniciativa con proyecto de decreto, por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Educación y de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, fue turnada directamente a las Comisiones Unidas de Educación; y de Estudios Legislativos, Segunda de la Cámara de Senadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *