Ciudad de México, a 21 de mayo de 2020.- La senadora Antares Guadalupe Vázquez Alatorre, de Morena, planteó reformar la Ley General de Salud en materia de igualdad, para que la dependencia federal del ramo, en coordinación  con las autoridades laborales, instituciones de seguridad social y los gobiernos estatales, promuevan, desarrollen y difundan investigación multidisciplinaria que permita prevenir y controlar las enfermedades, así como accidentes ocupacionales y estudios para adecuar los instrumentos y equipos de trabajo a las características de la persona.

Al presentar la iniciativa con proyecto de decreto para modificar diversos artículos de la citada legislación reglamentaria, la legisladora, integrante de la Comisión de Derechos Humanos explicó que en su propuesta se establece que el derecho a la protección de la salud tiene las finalidades del bienestar físico y mental de la persona para contribuir al ejercicio pleno de sus capacidades; así como la prevención y el control de los efectos nocivos de los factores ambientales en la salud de la persona.

Señaló que los laboratorios que manejen agentes patógenos estarán sujetos a control por  parte  de  las  autoridades  sanitarias  competentes,  de  conformidad  con  las  Normas Oficiales Mexicanas que expida la Secretaría de Salud, en lo relativo a las precauciones higiénicas  que  deban  observar, para  evitar  la  propagación  de enfermedades transmisibles al ser humano.

De la misma forma, continuó, la Secretaría de Salud determinará la forma de disponer de los productos, subproductos,  desechos  y  cadáveres  de  animales,  cuando  constituyan  un  riesgo de transmisión de enfermedades al ser humano y produzcan contaminación del ambiente con riesgo para la salud.

Agregó que se prohíbe  la  introducción  o  el  transporte  por  el  territorio  nacional  de animales  que  padezcan  una  enfermedad  transmisible al ser  humano,  de  cadáveres  de aquéllos, así como el comercio con sus productos; además de prohibir evitar la introducción o el transporte de animales que provengan de áreas que la autoridad sanitaria considere infectadas.

También propuso que las autoridades sanitarias competentes podrán ordenar o proceder a la vacunación de animales que puedan constituirse en transmisores de enfermedades al ser humano que pongan en riesgo su salud, en coordinación, en su caso, con las dependencias encargadas de la sanidad animal.

Por lo tanto, advirtió, al que introduzca al territorio nacional, transporte o comercie con animales vivos o sus cadáveres, que padezcan o hayan padecido una enfermedad transmisible al ser humano, teniendo conocimiento de ello, será sancionado con prisión de uno a ocho años y multa equivalente de 100 a mil días de salario mínimo general vigente en la zona económica de que se trate.

La propuesta fue turnada, para estudio y dictamen, a las comisiones unidas de Salud, y de Estudios Legislativos, Segunda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *