Ciudad de México, 6 de julio de 2020.- La cúpula de Morena admitió que en 2021, sin el presidente Andrés Manuel López Obrador como dirigente ni como candidato en la boleta electoral, tendrá una tarea más pesada y será más difícil ganar la mayoría legislativa, 15 gubernaturas y 30 congresos estatales. Será «una tarea que nos resultará más pesada porque no estará  el nombre de Andrés Manuel López Obrado. Nadie tiene asegurada la victoria. No lancemos las campanas al vuelo», demandó el líder de los senadores de Morena, Ricardo Monreal Ávila.

 

Aseguró que el Presidente tiene «sano distanciamiento» con su partido, ya que no es su líder y no tendrá de él recursos públicos ni programas sociales. En un mitin virtual para conmemorar dos años de la victoria del 1 de julio de 2018, y en el que participaron morenistas de todo el país, el coordinador de los diputados federales, Mario Delgado, admitió que «la batalla de 2021 no va a ser sencilla».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *