Ciudad de México, 23 de julio de 2020. – A la administración capitalina le preocupan dos cosas: el repunte de los casos de Covid-19 y que en los próximos meses se registre una coexistencia de esta enfermedad y la influenza, lo que puede generar mayor demanda de los servicios de salud.

 

Para ello, dijo la secretaria de Salud, Oliva López Arellano, la apuesta es a intensificar la aplicación de pruebas para detectar el coronavirus y una campaña de vacunación masiva contra la influenza, con un millón 800 mil dosis a partir de octubre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *