Ciudad de México, 29 de julio del 2020.- El cierre de la llave del crédito bancario tradicional a raíz de la pandemia y las bajas tasas de referencia están provocando que más compañías recurran al financiamiento bursátil.

Al primer semestre del año, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registró 561 emisiones de deuda de corto
plazo por 81 mil 87 millones de pesos. Estas emisiones son similares a las del mismo periodo del año pasado, pero superiores a las de 2018, cuando se registraron 433 por 90 mil 601 millones de pesos.

En el mismo periodo, la Bolsa Institucional de Valores tuvo 25 colocaciones de corto plazo por 12 mil 216 millones de pesos, un monto muy superior a las 2 del año pasado por 600 millones.

Carlos Ponce, socio fundador de SNX, Constructores de Patrimonio, consideró que las empresas prefieren ahora la deuda bursátil de corto plazo que la bancaria.

«Los bancos están siendo más cautelosos en el crédito, la llave está casi cerrada en estos tiempos, además de que la tasa de referencia ha bajado tres puntos porcentuales en el último año y la tendencia es que siga bajando, lo que hace más atractiva la deuda bursátil que el financiamiento bancario», puntualizó el socio de
SNX, Constructores de Patrimonio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *