Ciudad de México, 23 de julio de 2020. – Ante la situación de emergencia que enfrentan los albergues y asociaciones que atienden a mujeres y hombres migrantes que transitan por el país, la senadora Gina Andrea Cruz Blackledge solicitó que la Secretaría de Relaciones Exteriores garantice los servicios básicos y proteja la vida de esas personas.

 

 

 

En un punto de acuerdo, la legisladora del PAN señaló que la pandemia del Covid-19 agravó la situación de los migrantes ubicados en la frontera mexicana, produciendo una crisis humanitaria de graves consecuencias, que debe ser atendida, y a la que se suma la desactivación por 300 millones de pesos de parte del Gobierno Federal a las organizaciones y albergues pro migrantes.

 

 

 

Los albergues, además de los problemas de hacinamiento, pueden presentar carencias en algunos de sus servicios, como sucedió en el estado de Baja California, donde algunos de estos centros sufrieron cortes de agua, “en una situación a todas luces inaceptable porque atenta contra las condiciones de vida de las personas que viven en dichos lugares y pone en riesgo su salud y bienestar humano”, advirtió la senadora Cruz Blackledge.

 

 

 

Refirió que la situación se puede agravar por el surgimiento de nuevas caravanas que busquen llegar a Estados Unidos, y la posibilidad de que el gobierno de ese país ponga fin al Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

 

 

 

Esos escenarios hacen urgente que el Gobierno Federal tome medidas para garantizar que las personas migrantes tengan una vida digna en los albergues, en congruencia con la política mexicana y el respeto a los derechos humanos, concluyó.

 

 

 

El punto de acuerdo fue turnado directamente a la Segunda Comisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *