CDMX a 5 de junio de 2020 (Noticias México).- Por unanimidad, el bailarín y coreógrafo Ruby Gámez (Monterrey, Nuevo León, 1965) recibirá el XXXIII Premio Nacional de Danza José Limón 2020, considerada la máxima condecoración que se otorga en nuestro país a personalidades que han contribuido al quehacer dancístico nacional.

El jurado -integrado por los coreógrafos Laura Rocha, Víctor Ruiz y Mauricio Nava- declaró ganador por unanimidad al artista regiomontano “por su íntegra dedicación a la creación e interpretación dancística, que ha trascendido a través de los años y que continúan vigentes hasta el día de hoy. Hemos considerado, además de su memorable desempeño como intérprete, su labor en la creación coreográfica, la cual resulta imprescindible en la historia de la danza contemporánea mexicana, destacando además su importantísima labor como docente, siendo impulsor tanto de la instrucción académica como de la educación no formal en danza a lo largo de todo el país. Ruby Gámez representa a los colegas de la danza escénica que cotidianamente y de manera discreta se involucran y comprometen en la construcción cultural de nuestra sociedad”.

El maestro Gámez, quien ha sido miembro del Sistema Nacional de Creadores, comparte su sentir ante esta distinción: “Me siento halagado porque sé que es un gran premio y porque hay muchos candidatos”.

Quien inició sus estudios en los años ochenta en la Escuela de Artes Escénicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León, dijo que siempre ha tenido un compromiso con la danza, con sus alumnos y con el público: “Con o sin premio, siempre he mantenido y mantendré un compromiso con mi profesión”.

Al preguntarle sobre la danza en tiempos de crisis, como el actual confinamiento, el galardonado responde: “La danza, al igual que las demás artes, nunca van a morir. Evidentemente esta contingencia nos llevará a los artistas a apostarle a la comunicación virtual, pero creo que estamos demostrando que el arte se revela y que seguiremos transcribiendo la realidad de la vida. Sin lugar a dudas este momento es una gran prueba para todas las artes y para la humanidad en general”.

Detrás de la trayectoria del maestro Gámez -37 años-, hay un sinfín de historias de esfuerzo. Primero, un inicio desbordado y apasionado como parte de su formación en las aulas. Después, un aprendizaje fructífero con grandes exponentes de la danza nacional que compartieron su experiencia con él, como Arturo Garrido, Rossana Filomarino, Luis Arreguín, Leticia Alvarado, Jaime Blanc, Victoria Gamero, Rosa Reyna y Steve Paxton, por mencionar algunos. Especial mención a su paso por Nueva York, donde realizó estudios dancísticos gracias a una beca que le otorgara el INBAL, en aquella época.

Como docente, ha sido formador de nuevas generaciones de bailarines que lo han reconocido como un mentor inigualable. Algunas de las instancias en las que ha compartido su experiencia son la Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey, la Escuela de Artes Escénicas, la Universidad Regiomontana (Taller de Danza Contemporánea) y por supuesto la Academia de la Danza Mexicana en la Ciudad de México. 

Varias han sido las agrupaciones en las que el creador regiomontano ha montado coreografías, entre ellas Teoría de la Gravedad, Paralelo 32, Núcleo-Danza y Módulo. Pero han sido las compañías Arte Móvil-Danza Clan y Mezquite, en las cuales ha legado gran parte de su talento. Entre sus piezas se encuentran La ciudad de las lucesBallet mecánicoEl tiempo perforadoEmigrantesCorpus AeternumEclipseLunaPuntos de vista y Mutación, por mencionar algunas.

Desde hace más de tres décadas, el Premio Nacional de Danza José Limón ha sido otorgado a figuras destacadas de la danza moderna y contemporánea (mexicanas y extranjeras), al tiempo que rinde tributo de manera permanente al maestro José Limón, quien fuera un destacado bailarín y coreógrafo originario de Culiacán. Algunas de las personalidades que lo han recibido son Guillermina Bravo, Raúl Flores Canelo, Valentina Castro, Guillermo Arriaga, Cora Flores, Rossana Filomarino, Alberto Dallal, Cecilia Lugo, Margarita Tortajada, Anadel Lynton, Adriana Castaños, Rosario Manzanos, Miguel Mancillas y Laura Rocha, entre otras. 

Se trata de un reconocimiento otorgado por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas de Artes y Literatura, a través de la Coordinación Nacional de Danza, en colaboración con el Gobierno del Estado de Sinaloa y el Instituto Sinaloense de Cultura. La sinergia entre estas instituciones hace posible que el ganador sea merecedor de un estímulo económico de 80 mil pesos.

Debido a la contingencia sanitaria, el premio será entregado en el marco del Festival Internacional de Danza José Limón en cuanto se reprograme la fecha de su realización en Culiacán, Sinaloa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *