México 05 de julio 2020.-“Estamos acostumbrados a tener institutos electorales robustos, a la altura
de los mejores del mundo y la pandemia no hará que esos niveles disminuyan.
Debemos estar atentos para que nuestros estándares de calidad permitan
detectar en dónde puede haber riesgos e inmediatamente proponer una
solución creativa”.

Así lo señaló el Consejero Electoral del Instituto Electoral de la Ciudad
de México (IECM), Yuri Gabriel Beltrán Miranda, durante el octavo
conversatorio virtual titulado “La administración de procesos electorales
de calidad y su impacto en la integridad electoral durante la pandemia”,
organizado por el órgano electoral capitalino, en coordinación con la Red
Nacional de Consejeras y Consejeros Electorales por una Democracia
Incluyente (RENACEDI).

En presencia de la Consejera del Instituto Estatal Electoral de Chihuahua y
vocera presidenta de la RENACEDI, Claudia Arlett Espino, quien dio la
bienvenida a las y los panelistas, el Consejero Beltrán Miranda aseguró que
a pesar de la pandemia derivada del COVID-19 la calidad de las elecciones
no va a disminuir, pues las instituciones electorales de México cuentan con
el impulso, estímulo y gallardía suficientes para resolver este desafío sin
bajar los niveles de calidad a los que ya está acostumbrada la ciudadanía.

Indicó que el motor clave para enfrentar este reto es tener sistemas de
gestión de calidad robustos al interior de cada una de las instituciones.
“Debemos estar pendientes de que todas las acciones electorales se realizan
como lo señala la ley y los tratados internacionales, así como lo marcan
los estándares en la materia, aproximándonos a niveles óptimos de
integridad electoral, pues la ciudadanía en México no merece menos”,
recomendó.

En la mesa titulada “Administración de procesos electorales de calidad
durante tiempos de incertidumbre y cambio”, la Consejera del Instituto
Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Yucatán, María del Mar
Trejo Pérez, quien fungió como comentarista, hizo un reconocimiento a las y
los expositores quienes compartieron sus experiencias sobre la calidad en
los servicios a la ciudadanía, los retos a los que se enfrentan y qué
acciones realizan para garantizar la calidad en tiempos de la pandemia.

La académica de la FLACSO México e integrante de la Red de Politólogas,
Irma Méndez de Hoyos, refirió datos del estudio “Integridad Electoral”, en
el que se hace una valoración de las etapas durante los procesos
electorales. En cuanto a las peores etapas, dijo que se encuentran el
financiamiento a las campañas, los resultados electorales y la influencia
del crimen organizado; las mejor evaluadas fueron el conteo de votos,
procedimientos electorales, límites distritales y las autoridades
electorales.

La Consejera del Instituto Electoral del Estado de Guanajuato, Beatriz
Tovar Guerrero, expuso que el IEEG aprovecha esta etapa de crisis sanitaria
para crear programas de servidores cívicos, un modelo de gestión de
convenios de colaboración, así como una estrategia institucional que abarca
desde este momento hasta que concluya el proceso electoral y están creando
una Red Cívica por la Democracia y la Cultura de la paz.

El Consejero del Instituto Estatal Electoral de Chihuahua, Gerardo Macías
Rodríguez, dijo que el problema de la pandemia se puede convertir en una
oportunidad para la implementación del voto electrónico y el sufragio
anticipado. Agregó que “los órganos electorales tenemos que actuar, tomar
ventaja de la crisis y responder a la ciudadanía con herramientas que
garanticen los principios constitucionales del voto”.

Por último, la Consejera del Instituto de Elecciones y Participación
Ciudadana de Chiapas, Sofía Margarita Sánchez Domínguez, reconoció que ante
el escenario de incertidumbre por la pandemia, el órgano electoral tomó la
decisión de realizar el trabajo desde casa; asimismo, dijo que ya cuentan
con un protocolo de medidas sanitarias para el cuidado a la salud en el
momento en que regresen a las actividades presenciales y ofrecer servicios
de calidad a la ciudadanía, en materia electoral, actividades lúdicas y
promoción de valores ciudadanos.

La Consejera del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del
Estado de Durango, Laura Fabiola Bringas Sánchez, quien participó como
comentarista de la segunda mesa “La nueva normalidad y la presentación de
servicios electorales en el futuro próximo”, apuntó que las instituciones
se enfrentan a una nueva realidad derivada de la pandemia, en la que se
tienen que adaptar para organizar procesos electorales, garantizando el
ejercicio del voto libre y secreto, adoptando los mecanismos del Sistema de
Gestión de Calidad para una mejora continua.

La académica de la Universidad Autónoma de Baja California, Alejandra
Leonor Salado Íñiguez, dijo que los órganos electorales deben tener un
diálogo constante con la ciudadanía, sondear cuáles son sus intereses y
expectativas, pues consideró que la falta de confianza ciudadana hacia la
democracia y las instituciones electorales no se puede resumir en hipótesis
apresuradas que afirmen que la ciudadanía no conoce a la autoridad
electoral, sin antes tomar en cuenta acciones como la compra de votos,
coacción, manipulación y todas las malas prácticas electorales que
repercuten en la opinión sobre la limpieza de las elecciones.

El Consejero del Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de
San Luis Potosí, Marco Iván Vargas Cuéllar, puntualizó que la tarea de
administrar la organización de los comicios, obliga a los institutos a
conducirse, no sólo bajo los criterios de legalidad, sino con estrictos
estándares de calidad, incluso en situaciones difíciles como la actual por
la pandemia sanitaria. En cuanto al voto de los mexicanos en el extranjero,
refirió que uno de los retos a vencer es la desconfianza, por ello
consideró necesario analizar todos los escenarios de riesgo para su
implementación.

La Consejera de la Comisión Estatal Electoral de Nuevo León e integrante de
la Red de Politólogas, Sara Lozano Alamilla, explicó que en el futuro
próximo se tiene que redefinir el modelo de trabajo de todas las personas
que integran los órganos electorales y todo su sistema electoral; además,
se debe tener mucha comunicación con la ciudadanía y entre las
instituciones electorales con las fiscalías electorales, con la finalidad
de tomar medidas progresistas ante el COVID-19.

Finalmente, la Consejera del Instituto Electoral y de Participación
Ciudadana del Estado de Guerrero, Cinthya Citlali Díaz Fuentes, indicó que
los órganos electorales en México se enfrentan a la organización del
proceso electoral más grande la historia, el cual se desarrollará en medio
de una pandemia sanitaria. Dijo que es importante adoptar un Sistema de
Gestión de Calidad que permita ofrecer los mejores servicios, así como la
gestión de los riesgos que se presenten. “Estos Sistemas de Gestión de
Calidad aseguran que los procesos electorales otorguen a la ciudadanía,
candidatos y partidos políticos, servicios más eficientes, confiables,
transparentes y justos”, expuso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *