CDMX 29 de junio del 2020.- Aunque los certificados de origen fueron una mejora entre el antiguo TLCAN y el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), pocas empresas importadoras y exportadoras saben que estos se deben cambiar.

Adriana Ibarra Fernández, socia en Baker McKenzie y experta en comercio exterior, señaló que a solo días de entrar en vigor el TMEC pocas empresas saben que tienen que solicitar a sus proveedores en otros países los nuevos certificados de origen para poder importar con trato preferencial.

«El tema que más va a impactar es el acceso a mercado, es decir, si los productos de las empresas se pueden beneficiar de tasas preferenciales y ahí se tienen que tomar acciones de manera inmediata», apunto Ibarra Fernández.

Detalló que los nuevos certificados son más fáciles de obtener porque operan bajo un esquema de autocertificación, se permitirá la certificación en factura o en cualquier otro documento comercial, los cuales están en el portal de la Secretaría de Economía. Dichos documentos deberán dar información sobre el exportador, datos del productor, del importador, descripción de la mercancía, clasificación arancelaria, criterio de origen, firma de quien lo certifica, entre otros aspectos contenidos en el apartado 5A del Tratado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *