Ciudad de México, 27 de julio del 2020.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la industria de la construcción es uno de los factores que ayudan a superar los efectos económicos provocados por la pandemia de coronavirus.

Durante la supervisión del tramo carretero Barranca Larga-Ventanilla, proyecto para unir la capital con la costa y que lleva en construcción más de 11 años, dijo que por esa razón se tomó la decisión de que este sector no se detuviera tanto tiempo por la epidemia.

«Nos ayudó mucho el no parar tanto tiempo la industria de la construcción, porque se autorizó con medidas
sanitarias que desde el 1 de junio se reabrirá la actividad y ustedes saben bien, los camioneros, que [este ramo] ocupa mano de obra» mencionó.

Ante empresarios de VISE, encargada del tramo, y el nuevo secretario de Comunicaciones y Transportes, Jorge Arganis Díaz Leal, y el titular del Banobras, Jorge Mendoza, el Mandatario federal emplazó a que la supercarretera esté concluida en marzo de 2022.

«Estoy contento por el avance que se lleva, porque se están resolviendo los problemas, no está parada la obra y [así] va a ser posible inaugurarla en 2022, esta vía que va a detonar el desarrollo turístico de este estado tan bello de Oaxaca. Basta decir que de seis horas y media que se hacían o se hacen por el camino de Pochutla o por el de Puerto Escondido, ahora dos horas y media de Oaxaca a la costa», refirió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *