Ciudad de México, 10 de julio de 2020. – Evidencias obtenidas recientemente por la Fiscalía General de la República (FGR) sobre el caso Ayotzinapa refieren que los integrantes de Guerreros Unidos arrojaron por la ladera del barranco La Carnicería a un número indeterminado de víctimas dentro de costales, y a la mayor parte de los restos que se localizaron ya no fue posible practicarles exámenes genéticos para establecer su identidad, reveló el fiscal especial Omar Gómez Trejo.

En entrevista informó que parte de la estrategia para dar con el paradero de los 43normalistas desaparecidos desde septiembre de 2014 consiste en ofrecer beneficios jurídicos para participantes en los hechos o testigos de lo sucedido, y también para los funcionarios que puedan aportar datos de la manera en que «se tergiversaron» las investigaciones en la administración pasada.

Gómez Trejo señaló que la identificación de los restos óseos de Christian Alfonso Rodríguez Telumbre «es una gran noticia, aunque triste. Cuando tomé posesión del cargo los padres me dijeron que les informara la verdad, aunque fuera cruda y doliera, y eso es lo que estoy haciendo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *