CDMX a 08 de junio de 2020.- Autoridades ambientales y empresas enfocadas en la conservación de la naturaleza y la economía sostenible, coincidieron en que es necesario y prioritario generar una recuperación y atención a la urgencia del COVID-19, donde la naturaleza y el medio ambiente sean eje fundamental para crear soluciones sustentables y a favor de la sociedad.

El ministro de Medio Ambiente y Energía de Costa Rica, Carlos Manuel Rodríguez, a través del encuentro “¿Cómo la naturaleza puede apoyar una recuperación verde e inclusiva?, organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), resaltó que su país en un par de décadas pasó de producir el 60 por ciento de electricidad con agua, y un 40 con combustible fósil, a casi 100 por ciento con fuentes renovables.

Indicó que de tener altos niveles de deforestación y cambio de uso del suelo, lograron revertir la deforestación y duplicar la cobertura forestal. “Los dos sectores mas grandes a nivel mundial en generación de emisiones hoy no nos generan en Costa Rica”, detalló.

Respecto a la crisis generada por COVID-19, el ministro expresó que en estos momentos el nivel de estrés social y la recesión económica, “que apenas estamos empezando”, generan condiciones para que el abordaje político de los planes de recuperación económica se centren en soluciones.

“Tenemos que entender que la inversión en estos planes de estímulo deben tener objetivos de muy corto plazo, pero también de medio plazo, que no nos desvíen de nuestros metas de biodiversidad, conservación, uso de suelo, de plástico, mares y de descarbanización”, dijo.

Rodríguez manifestó teme que dichos planes pongan de lado las agendas climáticas y de conservación, y que se busque primero la recuperación económica para luego retomar la agenda de la sostenibilidad.

Añadió que de acuerdo con la comunidad científica, para mantener la diversidad biológica, revertir la tendencia de pérdida de ésta y disfrutar de los beneficios fundamentales de la naturaleza, se debe proteger el 30 por ciento de los océanos.

Además, aclaró que “si hay algo que ha funcionado bien en la conservación y protección de la biodiversidad son las áreas silvestres protegidas (…) una manera para avanzar en tener los beneficios de las soluciones basadas en la naturaleza es consolidar las áreas silvestres protegidas y garantizar que las comunidades indígenas y campesinas en la zonas periféricas se les reconozcan sus derechos”.

Por su parte, Emma Donnelly, directora adjunta del Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales del Reino Unido, manifestó que los países van a desear lo antes posible generar empleos, “lo que debemos hacer es demostrar que no tenemos que elegir entre realizar inversión y generar crecimiento, y cuidar el medio ambiente a la misma vez”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *