Diego Ortiz

CDMX a 16 de abril de 2020.- (Noticias México).- Son más de un millón de mexicanos que sobreviven en Nueva York, epicentro de la pandemia en Estados Unidos, casi todos en el desempleo, con un creciente número de muertes, con el abandono oficial por parte de la cancillería mexicana para la atención médica o el apoyo para funerales e incineración, sumado al acecho de autoridades migratorias que no han frenado las deportaciones.

Las historias se repiten en redes sociales. El Consulado de México en Nueva York está cerrado, no hay atención y apoyo, contrario a los que se presume en boletines oficiales de la cancillería donde se habla de programas y recursos para los mexicanos en el exterior durante la pandemia.

En Nueva York, la ciudad de mundo más afectada por el coronavirus con un total de 9,385 muertes vinculadas al Covid-19 y 188,694 casos positivos. De los fallecimientos, poco más de un centenar son de mexicanos, según la cancillería.

Pero de acuerdo a activistas y organizaciones no gubernamentales, la cifra podría ser muy superior porque del más de un millón de mexicanos en esta ciudad, el 40 por ciento no tiene un estatus migratorio, por lo que están en sus casas, sin empleo, sin comida, pero con miedo a la epidemia, pero también a las deportaciones, por lo que si se contagian no están acudiendo a hospitales.

El alcalde de Bill de Blasio, reconoció que los hispanos, que representan el 29 por ciento de la población de Nueva York, son el sector más afectado con el 34 por ciento de los contagios.

En redes sociales se multiplican las historias y peticiones de colectas a mexicanos fallecidos en la Gran Manzana: “Mi mamá Nohemí Barrera fue una guerrera en vida. Ella luchó hasta su ultimo aliento” en su batalla contra el Codid-19. Se solicitaron donaciones por 4 mil dólares para sepelio a través de la plataforma Gofoundme. Con donaciones de paisanos de entre 10 y 200 dólares habían recaudado 2 mil 375 dólares.

“La familia Flores estamos pidiendo encarecidamente para el funeral de mi esposo –Raúl Flores Ramírez- que falleció el 8 de Abril del 2020. Que por la situación que estamos pasando no tengo los recursos para dar su santa sepultura”. A través de Facebook se inició una colecta en el sitio Gofundme. De los 10 mil dólares solicitados sólo se habían recabado hasta el 12 de abril, 750 dólares.

En la página “Mexicanos en Nueva York” se postean dramas similares de mexicanos fallecidos, sin apoyo consular, familias sin trabajo, sin seguro de desempleo por su situación migratoria: Omar Arce falleció por coronavirus y sus sobrinos, también en la plataforma Gofundme solicitan donativos por 3 mil dólares para incinerarlo. Sólo habían recaudado 75 dólares, las funerarias cobran entre 2 mil 600 y 3 mil dólares por este servicio.

“Urge que el consulado vea la necesidad. Lo inmediato es ayuda para cremar si no los cuerpos de paisanos los llevarán  a fosas comunes”, publicó el la página Mexicanos en Nueva York, Magdalena Levy, quien criticó que a pesar de las millonarias aportaciones de remesas a la economía, el gobierno de México los tiene abandonados.

Erasmo Ponce, empresario mexicano y conocido como “El Rey de la Tortilla”, expuso que desafortunadamente el panorama para los inmigrantes mexicanos que carecen de un estatus migratorio es muy difícil, porque además de que carecen de trabajo y apoyos económicos por parte del gobierno, pueden estar enfermos y morir en sus domicilios por el miedo de acudir a hospitales por el riesgo de deportaciones.

La directora de la organización “La Colmena”, en Staten Island, Yesenia Mata expuso a –The Exodo que muchos inmigrantes mexicanos se encuentran contagiados en sus casas y no quieren ir a hospitales por el temor de ser detenidos y deportados por que Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), que no ha frenado las redadas a pesar de la pandemia en el estado de Nueva York

“Muchos me dicen:  yo quisiera quedarme en casa, no quisiera salir, me da miedo cuando regreso contagiar a mis hijos, a mi familia. Y tengo también miedo salir, porque se que el ICE está  en mi zona, en mi área, cazando migrantes para deportarlos, donde me pueden mandar a un centro de detenciones donde el virus está creciendo también”, concluyó la activista. O-O-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *