CDMX a 29 de julio de 2020.- La presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Nadine Gasman Zylbermann, estuvo presente en la conferencia matutina encabezada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, donde la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero presentó el informe del Grupo Interinstitucional de Estrategias contra las Violencias de Género (GIEV).

Como parte de las acciones a cargo del Inmujeres, la titular de Gobernación informó sobre la Red de Mujeres Constructoras de Paz (Mucpaz), un programa en el que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y el Inmujeres incorporan a las mujeres en los procesos de paz en el territorio, cuya inversión inicial es de 122 millones de pesos para crear 257 redes solidarias en 107 municipios del país y 28 entidades federativas.

Otra iniciativa del Inmujeres presentada esta mañana, fue el Protocolo Nacional de Protección y Atención Integral a Niñas, Niños y Adolescentes en condición de Orfandad por feminicidios, con el que por primera vez en México se atiende a niñas, niños y adolescentes con el fin de garantizar el acceso a la justicia, restituir sus derechos y brindarles protección como víctimas indirectas del feminicidio.

Ante las preguntas de las periodistas sobre los ajustes presupuestales al Inmujeres, Nadine Gasman dejó claro que la reasignación del presupuesto del Instituto no afecta los programas sociales ni proyectos enfocados a mujeres en condición de vulnerabilidad y reiteró que “el Gobierno de México está otorgando un gran número de créditos enfocados a mujeres, por primera vez en la historia se están dando créditos a trabajadoras del hogar, a pequeñas empresarias que son las que más están sufriendo en este momento”.

Aclaró que los recursos del Instituto siguen apoyando las instancias estatales y municipales de las mujeres y en específico al trabajo estratégico mediante la transversalización de la perspectiva de género, para “que cada una de las de las dependencias del gobierno, en cada uno de sus programas y líneas de acción, trabajen para incorporar esta perspectiva de género y realmente se llegue a lograr la igualdad sustantiva”.

En este sentido, refirió que los programas especiales no cuentan con una asignación presupuestal propia, sino que, al ser su implementación una obligación del Estado, es compartida por todas las instituciones y dependencias que participan, por lo que se ejecutan con los presupuestos propios de cada institución. Así, el Programa Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres (Proigualdad) 2020-2024 está vinculado a los recursos generales de todas las Secretarías y dependencias del Estado y en particular, a los recursos etiquetados en el Anexo 13 Erogaciones para la Igualdad de entre Mujeres y Hombres. Por otro lado, no está de más decir que “el 90 por ciento del presupuesto de ese anexo 13 está vinculado a programas prioritarios, y ese no se modificó”, puntualizó.

En cuanto a la capacitación con perspectiva de género destacó que la oferta desde la plataforma digital ha aumentado para llegar a más funcionarios y funcionarias, donde parte del trabajo del GIEV fue capacitar a personas operadoras del número 911, y que al momento se han capacitado alrededor de dos mil personas. Añadió que con las unidades de género y con el liderazgo de la Secretaría de la Función Pública se actualizó el Protocolo para la Prevención, Atención y Sanción del Hostigamiento Sexual y el Acoso Sexual y se diseñó un nuevo curso con el que continuamente se capacitan funcionarias y funcionarios.

Para concluir, la presidenta del Inmujeres destacó que el Instituto está en estrecha comunicación y coordinación con las dependencias de gobierno para que los programas, políticas y acciones incorporen la perspectiva de género, para que coloquen en el centro las prioridades y necesidades de las mujeres y las niñas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *