Ciudad de México, 22 julio de 2020. – Las entidades bancarias tienen identificados los principales riesgos financieros a los que se enfrentan ante el contexto generado por la pandemia de coronavirus, cabe señalar que ésta ha significado el mayor retos después de la crisis financiera del 2008-2009.

 

En relación con las vulnerabilidades externas identificaron los riesgos cibernéticos y tecnológicos, con 70%, y en su segundo lugar, se colocó la posibilidad de un segundo rebrote de COVID-19, con 67 por ciento.

 

En el caso del primer rubro, el porcentaje disminuyó 16 puntos porcentuales en comparación con el segundo semestre del 2019, pero sigue colocándose como el principal riesgo no financiero.

 

En el Reporte de Estabilidad Financiera – Primer Semestre 2020, elaborado por Banco de México se indica que el tema de la seguridad informática resulta fundamental para garantizar la continuidad de las operaciones financieras, ya una proporción de las transacciones se realizan de forma remota, ante las medidas que implementadas de confinamiento.

 

El número de ciberataques a empresas, instituciones gubernamentales y personas aumentó 400% a nivel mundial, durante los meses de contingencia sanitaria por coronavirus, de acuerdo con el Comité Especializado de Seguridad de la Información, órgano consultor del Consejo de Seguridad Nacional.

 

En el caso de las entidades bancarias identificaron un incremento en intento de fraude en compras por internet, ante las condiciones “presentan mayor superficie de exposición”, además una mayor proporción de las transacción se comenzaron a realizar en los servicios de banca en línea.

 

De acuerdo con un estudio elaborado por Visa indica que el número de transacciones en línea frente a las presenciales fue 5.8 veces mayor durante mayo en comparación con lo registrado en enero y febrero.

 

El Banco de México implementó en conjunto con los bancos una serie de medidas para detectar de forma oportuna alguna vulnerabilidad en sus sistemas. Cabe señalar que a la primera quincena de mayo, el 20% de las sucursales dejó de brindar servicio porque se encontraban en algún edificio o sitio en donde

 

Dean Coclin, director senior de Desarrollo de Negocios en DigiCert, indicó para El Universal que “con el cierre y la limitación de algunos canales físico, los bancos se han visto obligados a mejores su canales digitales y, al mismo tiempo, deben garantizar la calidad del servicio, reforzar las seguridad de la información, evitar saturaciones o caídas de sistemas”.

 

En el documento se indica que frente a los retos que representa la pandemia del COVID-19, se requiere que todas las instituciones financieras, particularmente las infraestructuras de los mercados financieros y sus participantes, operen adecuadamente ante dichos eventos.

 

Según datos de Fortinet, México sufrió más de 2.1 billones de intentos de ciberataques durante el primer trimestre del año y en América Latina se registraron 3 millones de intentos de ataques de virus y malware por medio de amenazas de phishing.

 

Yais Lelis, especialista en ciberseguridad de Cisco México, explicó para la misma publicación que el objetivo es que, a través del uso de ingeniería social la gente comprometa sus datos bancarios tras recibir un correo electrónico.

 

Para dicha situación, indicó, los bancos han hecho un gran esfuerzo acelerando procesos y su arquitectura de ciberseguridad durante la pandemia.

 

Tomado de Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *