Ciudad de México, 9 de julio de 2020. – Centenares de capitalinos hicieron largas filas, can poca distancia, para entrar a las plazas comerciales y tiendas departamentales, que se reactivaron con el semáforo epidemiológico naranja y cuyas pérdidas se cuantifican en miles de millones de pesos, después de tres meses de permanecer cerradas por la pandemia de COVID19.

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) reportó que en los últimos tres meses, las ventas de sus más de 62 mil cadenas comerciales asociadas bajaron 25.4 %. Estas cifras son los peores indicadores que ha experimentado la industria en toda su historia, advirtió Vicente Yáñez, presidente de la ANTAD, durante su intervención en la reunión de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en el Senado de la República, con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *