CDMX a 15 de julio de 2020.- Las Secretarías de Cultura y de Relaciones Exteriores del Gobierno de México y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) publicaron y presentaron la “Declaración de Los Pinos (Chapoltepek) – Construyendo un Decenio de Acciones para las Lenguas Indígenas”, que incluye hitos para desarrollar el futuro Plan de acción mundial para el Decenio Internacional de las Lenguas Indígenas (2022-2032), proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en diciembre de 2019.

 

La Declaración, que establece los principios rectores clave para el Decenio Internacional, incluida la centralidad de los pueblos indígenas con el lema «Nada para nosotros sin nosotros», se presentó este miércoles a través de una reunión virtual.

 

Ahí, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, reafirmó el compromiso de la actual administración porque no haya “ni una lengua menos, ni un hablante menos”. Agregó que en la transformación que vive México los pueblos indígenas son protagonistas, por lo que el compromiso es que no haya pobreza ni opresión a ellos.

 

“Al liberarse de la opresión, los pueblos indígenas podrán comenzar a recuperar lo perdido, a hablar su lengua sin miedo, a portar su cultura sin temor a la discriminación, a participar en la vida pública con sus usos y tiempos. Aquellas comunidades que se marginaron en las últimas décadas son las que mayor riqueza cultural tienen, que son las comunidades indígenas. Ahí radica el poder de la cultura”, dijo Frausto Guerrero.

 

Por su parte, el subdirector general adjunto de Comunicación e Información de la UNESCO, Moez Chakchouk, afirmó: “La actual pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto desproporcionado en las comunidades indígenas, y ha destacado una vez más la importancia de la diversidad lingüística, incluso en tiempos de crisis».

 

“Hay una necesidad urgente de llamar la atención sobre la pérdida crítica de lenguas indígenas; para preservarlas, revitalizarlas y promoverlas; y tomar medidas tanto a nivel nacional como internacional, como se establece en la Declaración de Los Pinos», añadió.

 

La Declaración de Los Pinos (Chapoltepek) es un paso significativo en el trabajo por la preservación de las lenguas indígenas del mundo. Surge del Evento de Alto Nivel: Construyendo un Decenio de Acciones para las Lenguas Indígenas, organizado por el Gobierno de México, en conjunto con la Unesco y en cooperación con socios regionales, nacionales e internacionales. El evento tuvo lugar los días 27 y 28 de febrero de 2020 en el Complejo Cultural Los Pinos, dentro del Bosque de Chapultepec, en la Ciudad de México.

 

El documento afirma este principio en los procesos de toma de decisiones, consulta, planificación e implementación. También destaca el impacto y los resultados esperados del Decenio Internacional, como la necesidad de un espectro completo de derechos humanos y libertades fundamentales que aborden los problemas de vitalidad y sostenibilidad del idioma, una mayor participación, inclusión y empoderamiento de los usuarios de lenguas indígenas.

 

En la presentación de la Declaración de Los Pinos (Chapoltepek), Yalitza Aparicio Martínez, embajadora de Buena Voluntad de la Unesco para los pueblos indígenas, hizo hincapié en que las comunidades indígenas deben ser tomadas en cuenta, en especial al generar materiales que permitan aprender, leer y escribir en lenguas indígenas a las infancias.

 

“Para que nuestros niños crezcan leyendo y escribiendo en los idiomas que los rodean en sus comunidades desde pequeños y que la oportunidad de incluir en su desarrollo las lenguas sea más avanzado”, de igual forma, dijo, el interés internacional por preservar y revitalizar las lenguas es un paso fundamental, por lo que deseó éxito a la Declaración de Los Pinos. “Está en nuestras manos evitar que la pérdida de lenguas indígenas en el mundo sea más grave, ya que a través de ellas podemos perder riquezas esenciales”.

 

En su oportunidad, Eduardo Jaramillo Navarrete, director general para la ONU de la Secretaría de Relaciones Exteriores, afirmó que esta declaración representa un paso fundamental hacia la preservación, revitalización y promoción de las lenguas indígenas.

 

El Gobierno de México, dijo “se congratula de ser parte de este esfuerzo para promover el reconocimiento del valor que las lenguas indígenas aportan al legado para la humanidad por su papel y la relevancia de la diversidad lingüística y el multilingüismo, en la filosofía, el patrimonio, la producción de conocimiento, la comprensión de las relaciones humanas y del mundo natural y en la construcción de paz, buen gobierno, desarrollo sostenible, cohesión social y en fin, en la construcción y convivencia pacífica al interior de nuestras sociedades”.

 

La Declaración también traza un marco de tiempo en el cual se busca culminar la incorporación de las lenguas indígenas, la diversidad lingüística y los aspectos relacionados con el multilingüismo, en los marcos mundiales de desarrollo sostenible.

 

Con el fin de garantizar que los usuarios de lenguas indígenas sean reconocidos en las esferas económica, política, social y cultural, la Declaración identifica direcciones estratégicas de acción, entre las que se encuentran: entornos educativos y de aprendizaje inclusivos y equitativos para la promoción de las lenguas indígenas; la presencia de las lenguas maternas en la impartición de justicia y los servicios públicos; empoderamiento digital, tecnología del lenguaje y medios indígenas.

 

Así como la salvaguarda y protección del patrimonio cultural y lingüístico, crear igualdad de oportunidades de empleo en lenguas indígenas y para lenguas indígenas; así como su uso para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

 

En el lanzamiento de la publicación también participaron Antonio Molpeceres, coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en México; Frédéric Vacheron, representante de la UNESCO en México; Natalia Toledo Paz, subsecretaria de Diversidad Cultural y Fomento a la Lectura; al igual que Myrna Cunningham, presidenta del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y El Caribe (FILAC), y Ernesto Ottone, subdirector general de Cultura de la UNESCO.

 

La sesión, que fue moderada por Frédéric Vacheron, se transmitió a través del canal de YouTube de la Unesco en México, en la plataforma Contigo en la distancia y en las redes sociales de la Secretaría de Cultura.

 

“La Declaración de Los Pinos (Chapoltepek) – Construyendo un Decenio de Acciones para las lenguas indígenas” se encuentra disponible en: inglés, francés y español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *