Ciudad de México, a 14 de abril de 2020-. El senador Juan Zepeda Hernández propuso exhortar al Gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, a dejar sin efecto el acuerdo por el que se aumentan las tarifas del transporte público en la entidad, hasta que se logren reducir los índices de inseguridad que aquejan a los usuarios.

En un punto de acuerdo, el legislador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano también busca que se exhorte a ese gobierno para que a través de su Secretaría de Movilidad mejore la infraestructura urbana por la que transitan las unidades.

Entre las mejoras deberá darse el incremento del número de bahías de ascenso y descenso de pasajeros y delimitar los carriles exclusivos para camiones y microbuses en las vialidades de la entidad, entre otras acciones, que relata el legislador.

En su exposición de motivos, Juan Zepeda mencionó que en diciembre de 2019, se autorizó un aumento del 20 por ciento al costo del transporte público dentro de la entidad federativa, lo que representa un nueva tarifa mínima de 12.00 pesos durante los primeros cinco kilómetros de recorrido, aumentando 25 centavos por cada kilómetro adicional.

El acuerdo también significa un aumento de dos pesos para los Sistemas de Transporte Masivo Mexibús y Mexicable.

Esos aumentos fueron detenidos por un tiempo, debido a los reclamos ciudadanos, aunque algunas unidades no hicieron caso y comenzaron a trabajar con las nuevas tarifas, representando un fuerte golpe a la economía de las y los mexiquenses, ya que el aumento equivale a cuatro o cinco veces más el índice inflacionario esperado para este año 2020.

Derivado del aumento en tarifas, acotó, los transportistas se comprometieron a prestar un mejor servicio, a capacitar a 200 mil operadores, continuar el proceso de regularización, renovar unidades, colocar cámaras de videovigilancia, botones de pánico y GPS, e implementar nuevas medidas para brindar a los usuarios un servicio seguro, cómodo y de calidad.

Sin embargo, dijo, esta antigua y repetida promesa ya no genera expectativas. Los servicios del transporte mexiquense son deficientes en cuanto a los factores de calidad y seguridad.

Aunado a que actualmente, el Estado de México es la entidad más afectada por el robo a transporte público, sobre todo en los municipios aledaños a la Ciudad de México.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), durante el año 2019 el Estado de México fue la entidad con más casos de robo en transporte público colectivo con 8,645, seguido por la Ciudad de México con 7,430 casos y por Puebla con 394.

El senador advierte que el aumento a las tarifas en el transporte público, no es la primera acción lesiva que arremete el gobierno estatal en contra de la ciudadanía. Basta recordar el aumento en casi un seis por ciento en el costo de trámites y servicios vehiculares proporcionados por las diferentes dependencias del gobierno estatal.

El punto de acuerdo fue turnado a la Comisión de Comunicaciones y Transportes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *