CDMX a 11 de abril de 2020 (Maya Comunicación).- A pesar de las recomendaciones de las autoridades de quedarse en casa , decenas de personas, vestidos de nazarenos, salieron a las calles de Iztapalapa a recorrer la ruta del viacrucis . No solo iban cargando una cruz, sino plegarias y peticiones al Señor de la Cuevita.

Eulalio, por ejemplo, salió desde muy temprano de su casa a cumplir su manda: “pedí para que mi esposa saliera bien de su parto, porque era de alto riesgo, y ahora lo tengo que cumplir a como dé lugar”. Desde las 08:00 comenzó a recorrer las calles cargando a un cristo de madera en sus manos. Nadie se le acercó para impedirle su trayecto. Sólo llego a la avenida Ermita baja, donde se instaló un cerco policíaco, y le impidió el acceso al Cerro de la Estrella. Y así se repitieron varias historias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *