México, 23 de junio 2020.- Como parte del Plan Nacional de Desarrollo y la Estrategia Nacional de Seguridad, los secretarios de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño y de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, instalaron la Comisión para operar la Ley de Amnistía que garantizará una segunda oportunidad a las personas injustamente privadas de su libertad en México.

A través de una videoconferencia, en la que también participaron José Ángel Ávila Pérez, titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social; Nadine Gasman Zylbermann, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres; Paulina Telléz Martínez, titular de la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia de la Secretaría de Gobernación; y Adelfo Regino Montes Director General de Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, se establecieron las bases para aplicar la legislación.

“Con la figura de la amnistía no pretendemos liberar delincuentes, sino constituir un mecanismo para brindar una segunda oportunidad a aquellos que, por necesidad o por temor, han sido obligados a cometer actos ilícitos”, aseveró el responsable de la seguridad en el país.

Durazo Montaño resaltó que un ejemplo, para recibir los beneficios de esta ley, son los indígenas que han sido privados de una adecuada defensa, los presos políticos o de conciencia, así como jóvenes relacionados con delitos contra la salud, particularmente en su condición de ser consumidores.

“Arrastramos todavía las consecuencias de un sistema de justicia penal con vicios y carencias, así como instituciones de seguridad insuficientes y corrompidas; ello desembocó, en personas privada de la libertad, que más que delincuentes, han sido víctimas de severos y atropellos  violaciones a sus derechos”, sentenció Durazo Montaño.

Al recordar que la Ley de Amnistía era un  compromiso presidencial que servirá también para reforzar los trabajos que realiza el Gobierno de México en los centros penitenciarios y aminorar los estragos de la Emergencia Sanitaria provocada por el Covid-19.

“Tanto a nivel federal como estatal, hemos hecho frente a este desafío y no hemos tenido brotes de grandes dimensiones, pero gracias a esta figura podremos contribuir a la reducción de la población penitenciaria y con ello también logramos reducir riesgos de transmisión de COVID-19”, aseveró.

Por último, el secretario Durazo Montaño indicó que como representantes de este gobierno se tiene una responsabilidad con las y los mexicanos para garantizar seguridad y paz, basados ante todo en principios de justicia.

Nota tomada de: Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *