CDMX a 27 de julio de 2020.- La Secretaría de Cultura del Gobierno de México dio inicio a las actividades del primer Coloquio de Músicas e Infancias organizado por el programa nacional Alas y Raíces, en el marco de la campaña “Contigo en la distancia”; la primera jornada contó con la participación del director de orquesta y coordinador del Sistema Nacional de Fomento Musical, Eduardo García Barrios, videos de muestras artísticas y una mesa de diálogo sobre la historia y desarrollo de la música infantil en México.

Durante la bienvenida virtual al Coloquio, Antonio Rodríguez, Frino, coordinador nacional de Desarrollo Cultural Infantil Alas y Raíces, celebró este espacio de encuentro. “El canto es el padre del habla y el abuelo de la cultura… usamos diferentes músicas para diferentes momentos de la vida, para resaltar aquellos que destacan en el tiempo. La música es parte fundamental de la memoria y de las colectividades humanas que se conectan entre sí”.

“Este coloquio es un espacio para el diálogo y la práctica de la música; para creadores, promotores, maestros, papás y mamás, para niñas y niños. Para hablar de quienes la reciben y quienes la producen. Para dialogar con las infancias que están haciendo músicas, así en plural, porque al igual que las infancias las músicas implican diversas formas de ver el mundo”.

Asimismo, hizo énfasis en la importancia de la participación activa de niñas, niños y adolescentes para la construcción de sus propias realidades en las comunidades a las que pertenecen, “son actores necesarios para la conformación de sus propias narrativas y, a partir de allí, construir nuevas y más justas realidades, con o sin pandemia”.

Enseguida, dio inicio la conferencia “¡La luna te lo dirá!”, a cargo del maestro Eduardo García Barrios quien abordó, con una narrativa ilustrativa y anecdótica, la importancia en el imaginario nacional que posee la labor creativa del músico y compositor Francisco Gabilondo Soler, quien “durante más de cinco décadas fungió como cuerpo, voz, biógrafo y secretario particular del grillito cantor”.

Tras aclarar que su participación en el coloquio no era como coordinador del Sistema Nacional Fomento Musical, sino como “El Ganso”, miembro activo de la Fraternidad Universal de Admiradores del Grillito cantor, acompañado de paisajes sonoros de canciones como “El ropavejero”, “Gato de barrio”, “La marcha de las canicas” o “El chorrito”, García Barrios, El Ganso, compartió parte de la historia de Cri Cri: “un soñador profesional, viajero por naturaleza de curiosidad ilimitada, especialista en música sencilla y fantasía complicada”.

Al término de la conferencia, se transmitió una barra de videoclips con muestras del quehacer artístico de los músicos y narradores Mireya González, Brenda Cervantes y su grupo de jazz latino; Lidia Zaragoza y Jesús Camacho.

Entre el repertorio, los video-asistentes disfrutaron de la leyenda maya del colibrí; la canción de El Caracol, de un mini concierto acústico de jazz para los primeros años, y de la una historia musicalizada donde La Muerte desafía a los vivos a brincar la cuerda con pies ligeros.

Enseguida, en la primera mesa de diálogo del coloquio y con la moderación del músico y compositor, Pepe Frank, los investigadores Julio Gullco y Roberto Rivelino García y los músicos y cantautores Elba Rodríguez Ávalos, Juan Monedita y Beto Batuca charlaron sobre la historia y desarrollo de la música infantil en México.

En su intervención, Julio Gullco mencionó que la música para niñas y niños, y específicamente, la canción infantil aparece en la intersección de preocupaciones por la infancia y su educación y distintos ámbitos como el cultural y “surge de las obras proveniente de la lírica tradicional infantil y la canción de autor, para alejar a niñas y niños de la solemnidad y parámetros tradicionales escolares, y llenarlos de juego y humor con sus mensajes”.

Elba Rodríguez compartió sobre el significado de cantar para niñas y niños, como “una oportunidad de recuperar y mantener viva la memoria con la inocencia y el apetito de aprendizaje. Apelamos a la poesía y al ritmo para ello porque niñas y niños saben percibir la musicalidad de la palabra”.

Asimismo, mencionó el reto que la canción y la música infantil han enfrentado ante la cada vez mayor presencia mercantilista, la cual “ha hecho que, cada vez más, la creación musical infantil haya sido sesgada en los medios de comunicación, donde espacios en Radio Educación, Canal Once o Canal 22 son la excepción a la regla”.

La jornada siguió con el taller para niñas y niños “Del cuaderno al micrófono”, impartido por el músico Beto Batuca. Para finalizar el día se transmite, a través del sitio Contigo en la distancia y desde el sitio web de Alas y Raíces, un nuevo segmento de clips con muestras artísticas del músico jalisciense Luis Delgadillo y de la narradora y compositora, Norma Torres.

Las actividades del Primer Coloquio de Músicas e Infancias continuarán hasta el jueves 30 de julio y se pueden ver en YouTube alasyraicescultura, y en la página https://www.alasyraices.gob.mx/coloquio.html, mismo sitio donde se puede consultar la programación y horarios de conferencias, mesas de diálogo y talleres creativos en línea. El acceso es libre.

El Primer Coloquio de Músicas e Infancias busca propiciar espacios de intercambio de saberes sobre la diversidad de músicas para las infancias y adolescencias, e invita a reflexionar acerca de la importancia que la música posee en el desarrollo de niñas, niños y adolescentes.

Entre los más de 70 músicos, estudiantes, investigadores, narradores orales, talleristas, cantantes y compositores con experiencia en la creación artística y musical con y para niñas, niños y adolescentes que participan en el coloquio se encuentran jóvenes de las agrupaciones musicales comunitarias Semilleros Creativos y Coros comunitarios en movimiento del Sistema Nacional de Fomento Musical.

Así como músicos como Juan Manuel Campechano Yan, Javier Jara, Marcos Leija, Pedro Sandoval, Valentina Barrios, Christian Barreto, Aristeo Vázquez Martínez, la psicopedagoga Natalia Morelos, la académica Lourdes Palacios y Gerardo Carrillo Mateos, de la Asociación Musical Manuel M. Ponce.

Con la realización del Primer Coloquio de Músicas e Infancias la Secretaría de Cultura del Gobierno de México continúa generando espacios de diálogo y reflexión entre artistas, creadores y la ciudadanía para el ejercicio y cumplimiento de sus derechos culturales y no dejar a nadie atrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *