*Quedarse en casa durante pandemia, privilegio que hidalguenses no pueden darse  

Texto y foto: Leslie Yoselin Ruiz Saucillo

Pachuca, Hgo. 26 de mayo, 2020 (Maya Comunicación).-Por medio del informe de movilidad comunitaria, Ricardo Cortés Alcalá, titular de la Dirección General de Promoción de la Salud, evidenció a Hidalgo como uno de los estados donde la movilidad no ha disminuido, pese a la emergencia sanitaria por la pandemia del Covid-19.

Por otra parte, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), en Hidalgo se registraron un millón 282 mil 987 personas laboralmente activas en el 2019; de las cuales 75% eran trabajadores informales.

Acarreando estas cifras, la llegada del coronavirus evidenció aún más que Hidalgo sufre una profunda desigualdad social y económica, así con una enorme brecha en la distribución de riqueza; visibilizando de esta forma la disparidad regional y las condiciones que vulneran a un amplio sector de la sociedad.

Cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) hasta el 2018, el 43.8% (1,311.1 miles de personas) de los hidalguenses vivían en condiciones de pobreza.

Por lo que ante el llamado de la sana distancia y el confinamiento en casa, los trabajadores informales no tienen la posibilidad de guardar la cuarentena, ya que no cuentan con ahorros para sobrevivir durante la emergencia sanitaria.

En un alto porcentaje, los trabajadores en Hidalgo no tienen capacidad de ahorro; por lo que no pueden resistir un largo periodo sin una actividad remunerada; no pueden mantener cerrados sus locales ni dejar el ambulantaje.

Hasta ahora, el gobierno del Estado ha creado diversas estrategias de contención, como lo son los portales web: “Hidalgo trabaja”, “Hidalgo, ahorra hoy, disfruta mañana”, “Consume hidalgo”.

Así como la entrega de dotaciones de desayunos fríos y apoyos alimenticios para jefes de familia desempleados, también seguros de desempleo y entrega de semillas, fertilizantes, animales, equipamiento y herramientas como método de sostén para el campo.

Sin embargo, es importante aclarar que mientras estos programas no sean suficientes para cubrir las necesidades, el aislamiento podría no ser una opción y el covid-19 continuaría siendo un virus que discrimina a sectores pobres.

En tanto, el gobernador Omar Fayad, ha advertido a la población la necesidad de mantenerse en casa, pues las siguientes dos semanas son cruciales para frenar la velocidad de transmisión. De no ser así, a mediados de junio el coronavirus podría cobrar la vida de más de tres mil hidalguenses.

0-0-0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *