Ciudad de México, 5 de junio del 2020.-Manifestantes y policías heridos (entre ellos uno a quien le prendieron fuego), al menos 26 personas detenidas, dos patrullas quemadas y daños en la fachada y el interior de palacio de gobierno de Jalisco, fue el saldo de una protesta por la muerte de Giovanni López, el joven albañil de Ixtlahuacán de los Membrillos, que fue presuntamente asesinado por policías de ese lugar el pasado 4 de mayo.

Esta manifestación, acusó más tarde en redes sociales el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, «fue una provocación y fue maquinada desde los sótanos del poder de Ciudad de México».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *