CDMX a 2 de julio de 2020.- Con el proyecto Reconociendo las energías limpias: Sol, agua, hidrógeno, un trío muy energético, cuatro niñas de 12 años que acaban de concluir el sexto grado en la primaria de tiempo completo Profesor Braulio Rodríguez, en Iztapalapa, avanzaron a la segunda fase del premio “Niñas y mujeres adolescentes a la ciencia y a la tecnología, Reconocimiento Manuela Garín” 2020, de la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México (SECTEI).

El grupo integrado por Yessica Jazmín Nieves Martínez, Yoali Yumico Arcos Guevara, Adriana Moreno Reséndiz y Melissa Trejo Calleja con la guía de su profesora de educación básica Norma Angélica González Huerta, superaron la primera parte del certamen.

El premio, diseñado para niñas de quinto de primaria a tercero de secundaria, tiene como objetivo fomentar el quehacer científico y tecnológico, el ingenio y la creatividad en la población, especialmente procurando la participación de los estudiantes y profesores de los diversos niveles educativos.

Por haber superado la fase de presentación, cada niña recibió una minicomputadora basada en arquitectura ARM para el desarrollo de su proyecto, que posteriormente pasarán a ser propiedad de su escuela, de acuerdo con la convocatoria. La SECTEI brindará asesoría técnica para su uso y asesoría científica en línea.

Preocupadas por los problemas ambientales que genera el uso de petróleo y sus derivados, pero también conscientes de que en sus casas y escuelas necesitan la energía para tener una vida digna, se interesaron en conocer más acerca de las energías limpias, temas que estudian en sus clases relacionadas con el desarrollo sustentable, con la idea de usar energías aternativas para atender necesidades de sus hogares.

El interés por un ambiente más limpio las llevó a proponer un proyecto que les permita iniciarse en la ciencia con la aplicación del método científico en su entorno.

Utilizarán la luz solar para que generar energía eléctrica con un panel fotovoltaico que servirá para mover un ventilador y un sistema de leds; parte se usará también para generar hidrógeno a partir de agua. Se almacenará y se usará en una celda de combustible para un sistema de iluminación y la movilidad de un ventilador.

El esquema se inserta en la temática Agua, alimentos y energía, una de la ocho indicadas en la convocatoria, y lo hacen a través de la modalidad Iniciación a la investigación; la otra es Divulgación científica.

La profesora González Huerta refirió que sus estudiantes comenzaron a interesarse en el tema de energías alternativas a partir de una actividad que ofreció el IPN el año pasado en la escuela primaria con los Talleres itinerantes de divulgación, en los que se presentaron algunos prototipos relacionados con energías limpias.

“Los temas de sustentabilidad y energía limpia se ven en ciencias naturales y en formación civica y ética. Y quisimos participar en el certamen en la forma de proyecto. Ellas empezaron así su introducción al método científico”, dijo la profesora Norma Angélica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *