Ciudad de México, 29 de julio del 2020.- Los gobiernos de Tamaulipas y Nuevo León anunciaron ayer que solicitarán recursos federales para atender la emergencia ocasionada en ambas entidades tras el paso de la tormenta tropical Hanna .

El gobierno de Tamaulipas emitió ayer la declararoria de emergencia, ya que se cuenta con 69 mil personas damnificadas de los municipios de Reynosa, donde hubo 15 mil viviendas afectadas; Valle Hermoso, con 2 mil, y Díaz Ordaz, con 250 hogares dañados, de acuerdo con el corte oficial.

El gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, recorrió ayer algunas de las colonias afectadas para constatar los trabajos que se realizan para sacar el agua de las viviendas.

Expresó que el espíritu de la declaratoria de emergencia es que se reactive el Fondo Nacional para Desastres (Fonden) para beneficio de las personas damnificadas.

«Se dijo que los recursos de este programa desparecieron, pero esto no puede ser, esos fondos son para este tipo de situaciones.  Es mucho lo que aporta Tamaulipas [como] para que, ahora que lo requerimos para
una situación atípica, como [lo es] el huracán, no tengamos el respaldo que nos merecemos los
reynosenses», mencionó el mandatario local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *