Ciudad de México, 6 de julio de 2020.- Con gran parte de la actividad del país detenida por la pandemia, muchos productos terminados no se pudieron distribuir, lo que incrementó la demanda de bodegas y con esto los costos logísticos.

 

Tanto los productos terminados como los insumos para la fabricación de mercancías ya no se pudieron distribuir, pues no se estaban vendiendo, muchos productos se tuvieron que guardar, refirió Manuel Díaz, presidente de SEKO Logistics. Esto aumentó la demanda de las bodegas de los centros de distribución y con ello también subió el precio en un 20 por ciento más, por un periodo de 30 días, desde que empezó la pandemia, informó Díaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *