CDMX a 22 de junio de 2020.- Jalisco enfrenta condiciones vulnerables ante la pandemia de COVID-19 debido a que cuenta con la segunda ciudad más importante de México y dos de los aeropuertos y un puerto más importantes del país, por lo que su estrategia se ha enfocado a cuidar la salud de los jaliscienses y no las cifras, aseguró el gobernador Enrique Alfaro.

El generar sus propias estrategias y semáforo de riesgo no se hace por un ánimo de confrontación con la estrategia del Gobierno federal, aseguró el mandatario jalisciense, “la realidad es simplemente tomar en cuenta la opinión de los científicos de la Universidad Autónoma de Guadalajara; tomamos una ruta de prevención muy sólida que permitió enfrentar la pandemia con mucho éxito y no perder la perspectiva”.

Semáforo de riesgo propio

Enrique Alfaro explicó que los cinco indicadores propios del semáforo estatal permiten mantener los márgenes de maniobra para dar los primeros pasos hacia la reactivación gradual de la economía. “No existe evidencia de cuándo sea el momento preciso para iniciar la reapertura de la economía, por lo que nosotros partimos de que vamos a tener que convivir con el virus y por ello establecer con mucha precisión el nivel de impacto de la reapertura”, detalló.

Los cinco indicadores en los que se basa el semáforo de riesgo de Jalisco son los siguientes:

    • Movilidad, que a la fecha se encuentra al 69% respecto a lo que se presentaba en tiempos normales. El límite para cambiar el color verde es cuando llegue a 70%.
    • Capacidad del sistema hospitalario, actualmente se encuentra en 26% y el límite es 40%
      • Casos activos, que es el único indicador en rojo pero con tendencia ligera a la baja.
      • La tasa de positividad se encuentra en verde en 27%
      • La tasa de mortalidad que se encuentra en verde pues está por debajo de la media nacional.

      Reactivación económica

      Para la reactivación de la economía, el mandatario estatal explicó que se están dando los primeros pasos, “no va a ser fácil pero creo que en el estado hay bases y condiciones para ser un motor de la economía del país”, afirmó.

      Para ello consideró importante la coordinación y participación activa del sector privado, pues señaló que para que se pueda impulsar la economía local se requiere una inyección de al menos 60 mil millones de pesos, de los cuales el sector público apenas puede aportar 10 mil millones.

      Creo que el sector privado se va a comprometer a hacerlo, tienen reglas claras, condiciones para poder invertir. En Jalisco somos aliados de la iniciativa privada, no estamos enfrentados porque  es uno de los elementos para caminar en un solo sentido y darle solidez a la estrategia de reactivación del estado”, apuntó.

      En ese sentido también consideró importante la relación con los municipios del estado, donde el gobierno estatal realizará inversiones importantes en infraestructura, por ello pidió a los municipios hacer mejoras regulatorias y prever incentivos para reactivar la inversión en sus localidades.

      También adelantó que realizará una inversión a fondo perdido para pequeñas y micro empresas cuya inversión será anunciada el próximo jueves, con el fin de detener la tendencia de pérdidas de empleos por la crisis sanitaria que hasta la fecha ha sido de 2% a nivel estatal, lo que significa una pérdida de 70 mil empleos.

      Radar Jalisco, ejercicio intenso y activo

      En Jalisco una de las decisiones más importantes, a decir del gobernador de la entidad, fue la aplicación de pruebas PCR (siglas en inglés para Reacción en Cadena de la Polimerasa), a través del Radar Jalisco, que a diferencia del Modelo Centinela, “que es pasivo y aleatorio, es un modelo activo y de búsqueda”, detalló el gobernador y agregó que las pruebas Cellex que está aplicando tienen un nivel de sensibilidad de 93% y de epecificidad de 96%.

      El gobierno estatal además se apoya con la iniciativa privada ya que las empresas de más de 100 trabajadores ayudan a realizar las pruebas. Eso ha permitido que Jalisco tenga la tasa de muestreo más alta de México.

      Lo importante, señaló el gobernador Enrique Alfaro, es que esos datos van a permitir cuidar las vidas y no la estadística.

      Aseguró que la aplicación de dichas pruebas en Puerto Vallarta permitió detectar en esa región la tasa de inmunidad más grande del estado, por lo que gracias a ello se tuvieron los datos necesarios para comenzar con la reactivación del turismo en la localidad.

      “Veo a nuestro estado enfrentando con seriedad, responsabilidad y dando los pasos iniciales de la reactivación económica con mucho cuidado, vamos a mantener la unidad, cerrar dilas para levantar la cabeza y actuar con dignidad y respeto. Vamos a actuar con mucha dignidad para defender la soberanía como estado libre de la República, un estado con capacidad de resiliencia para reconstruir su camino”, expresó.

      El gobernador concluyó que ve a Jalisco comprometido para ser el motor de la reactivación económica del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *