Ciudad de México, 11 de agosto del 2020.- La secretaria de Cultura, Alejandra Fraustro, destacó durante la presentación del proyecto Bosque de Chapultepec abrió su primera compuerta con la decisión del Presidente de México de transformar la Residencia Oficial en el Complejo Cultural Los Pinos, que abrió sus puertas al pueblo de México desde el 1 de diciembre de 2018, recibiendo, hasta su cierre a causa de la contingencia sanitaria en marzo pasado, a más de 3.2 millones de visitantes.

La segunda compuerta se abrió con la donación de parte de la Secretaría de la Defensa Nacional de 120 hectáreas, correspondientes al Campo Militar F1 para convertirse en la Cuarta Sección del Bosque de Chapultepec, evitando así su privatización para desarrollos inmobiliarios.

Este acto de justicia urbana, dijo Frausto Guerrero, es un binomio inseparable de naturaleza y cultura. “El Proyecto Chapultepec se concibió desde la Presidencia de la república para demostrar que la cultura es el instrumento más eficaz para el desarrollo social, económico y comunitario”, agregó.

Luego de comentar que más que la construcción de nueva infraestructura, se trabajará en el rescate, potenciación y difusión de lo ya existente, así como en su interconexión, dijo: “El proyecto es muy profundo y tiene muchas vertientes, no existe ninguno así en el mundo porque suelen estar desmembrados, aquí todo está unido, confluye en un mismo espacio y por eso tiene esa potencia. El legado es articulado y unirlo como concepción desde el ajolote, hasta lo más reciente del arte digital; el mamut y la instalación contemporánea, con una visión de cultura integral y mucho más abierta de las manifestaciones artísticas. Todo este ecosistema es una visión de una riqueza extraordinaria”.

El domingo pasado, cuando se realizó el evento, la jefa de gobierno, Claudia Sheimbaum detalló que este proyecto público se conforma por cuatro áreas: la interconectividad de sus cuatro secciones; el rescate ambiental; la recuperación, el rescate y la promoción cultural y la incorporación de Los Pinos al Bosque de Chapultepec, cuya información está disponible en los portales electrónicos que hoy se dieron a conocer.

“El Bosque de Chapultepec es uno de los grandes tesoros de la Ciudad de México y es también un tesoro de nuestro país. Es un tesoro no necesariamente por su valor económico, pero por su valor cultural y natural. Muy pocas ciudades en el mundo tienen un espacio de 800 hectáreas naturales con una enorme riqueza cultural con la posibilidad de que sea un espacio público para el disfrute de la naturaleza y de la cultura de los habitantes de México”, dijo Sheinbaum Pardo.

Ante integrantes del Consejo Rector del Bosque de Chapultepec, reconoció la labor fundamental que han desarrollado desde su formación a la fecha. Recordó que fue formado como una figura de gobernabilidad por el ahora Presidente de la República cuando se desempeñó como Jefe de Gobierno, para que hubiera representantes de la ciudadanía y expertos en temas ambientales y culturales que contribuyeran a evitar que el bosque se privatizara y tuviera proyectos no compatibles con su vocación.

Subrayó que este es un proyecto de rescate natural y cultural del bosque y que no se ejecutará nada que lo ponga en riesgo, porque el objetivo es el rescate y su promoción como un área cultural y natural, y cuya información también está disponible en los quioscos que instaló la Sedema para la interrelación con la ciudadanía.

El Plan de Acción para las casi 800 hectáreas que conformarán el parque artístico y cultural más grande del mundo está a cargo del artista Gabriel Orozco.

Este Plan, que tiene como ejes de trabajo la cultura y el medio ambiente, incluye trabajos en las cuatro secciones del Bosque de Chapultepec. Este año, por ejemplo, en la Primera Sección, en el Molino del Rey, se establecerá el “Cencalli. La Casa del maíz y la cultura alimentaria”, el edificio que albergó el trigo traído por los españoles será la casa del fruto que representa a México y a otros países de América Latina, no será un museo porque el maíz es una planta viva. Además de la Casa Lázaro Cárdenas, dedicada a promover el conocimiento y reflexión sobre las líneas filosóficas, políticas y culturales que distinguen la época de la presidencia de Lázaro Cárdenas, la cual funcionará como museo de sitio de Los Pinos. Estos dos espacios abrirán este año.

En la Segunda Sección se establecerá el Centro de Cultura Ambiental, un área que ayude a entender la crisis ecológica en la que vivimos y que buscará concientizar sobre la riqueza biológica de la que dependemos, impulsando a buscar un desarrollo sustentable, haciendo énfasis en la interconexión entre las diferentes especies y su entorno. Por ello, se conectarán Museo de Historia Natural y Cultura Ambiental, el Museo Jardín del Agua (el Cárcamo de Dolores y los Tanques), el Centro de Cultura del Agua (SACMEX) y el Lago Menor de Chapultepec.

En la Tercera Sección, con una superficie de 243.89 hectáreas, se trabajará un Plan Maestro de restauración ambiental, para que las barrancas que la conforman cumplan con su función hídrica de infiltración de agua, que cuenten con comunidades vegetales nativas e introducidas; además, para crear las condiciones para que los visitantes puedan experimentar los elementos naturales de la Sierra de las Cruces desde una perspectiva biocultural, será un recorrido que permita ver la dependencia entre la ciudad y la naturaleza, será una experiencia más alejada de la realidad urbana, convirtiéndose en el Centro de Cultura Urbana, además de ser el espacio para el Parque Clausell y se trabajará en la recuperación del Panteón de Dolores.

En la Cuarta Sección se llevará a cabo el proyecto integral de los manantiales de Santa Fe y su entorno, donde el agua será protagonista y eje articulador de la restauración histórica y ambiental de este espacio. Para ello, se rehabilitará la Ermita Vasco de Quiroga; en la Fábrica de pólvora se establecerá el Museo de la Defensa Nacional. Se tendrá también la Bodega Nacional de Arte, un espacio vivo, de resguardo y de trabajo que será sede del Centro Nacional de Conservación y Restauración del Patrimonio Artístico Mueble (CENCROPAM) y lugar de conservación de colecciones del patrimonio artístico del estado y de colecciones privadas que soliciten resguardo.

A esta zona, llegará también la Cineteca Nacional Chapultepec, se prevé que tenga seis salas y sea un espacio que detone otros eventos, negocios y actividades recreativas para los habitantes de la zona poniente de la Ciudad y el público en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *