CDMX a 14 de julio de 2020.- Ante la disminución del ingreso familiar durante la contingencia sanitaria, la diputada ciudadana Adriana Mediana, presentó una iniciativa para que se utilice el fondo del Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB) para pagar el monto mínimo de los créditos vigentes de las y los mexicanos durante la emergencia sin afectar los recursos del Instituto.

Actualmente el IPAB es financiado mediante cuotas por las instituciones bancarias, con el fin de garantizar los recursos de los cuentahabientes en caso de que el sistema bancario pierda liquidez, por ello, con el fin de darle un enfoque más social y garantizar las estabilidad económica de las familias, se busca adecuar el marco legal para activar una pequeña porción de los fondos y pagarle a las instituciones bancarias los créditos.

La iniciativa busca que se apoye por una cantidad máxima total durante la emergencia de 289 mil pesos por persona, y que las y los cuentahabientes podrán utilizar mediante petición a las instituciones bancarias para cubrir el pago mínimo, evitando el impacto y el cobro de intereses.

Tan solo las cuotas para el IPAB en 2019 fueron cercanas a los 24 mil millones de pesos, y para el primer trimestre del 2020 fueron por poco más de 6 mil millones. Lo que hace viable su implementación, ya que 31% de la población mexicana tiene algún tipo de crédito. Cabe destacar que el IPAB protege a pequeños y medianos ahorradores, por lo que estarían en posibilidad de acceder a este beneficio las MIPyMES, que se han visto gravemente afectadas ante la falta de apoyo gubernamental.

Medina Ortíz recordó que pese al apoyo de las instituciones bancarias que programaron pagos diferidos de entre 4 y 6 meses, no se reduce la carga económica sobre las familias, únicamente suaviza o retrasa el golpe. Especialmente, enfatizó que se evidencia el nulo apoyo del gobierno federal al asignar recursos a proyectos fuera del contexto actual.

Con esta iniciativa, Adriana Medina, busca implementar alternativas tangibles a través de apoyos que no endeudan al país, ni a las personas, ni a las empresas, frente a esta situación de riesgo, donde probablemente no se mantengan las fuentes de ingreso o no en el mismo nivel en los siguientes meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *