México 18 de julio 2020.- El diputado del Grupo Parlamentario de Acción Nacional, Iván Arturo Rodríguez Rivera, presentó en la Comisión Permanente, un proyecto de decreto para reformar el quinto párrafo del artículo 4 de la Constitución, a fin de que el Estado garantice y reconozca los derechos de los animales y de los ecosistemas,

 

El legislador indicó que la iniciativa busca lograr una armonización jurídica que vaya acorde a una nueva óptica del derecho, basada en el reconocimiento pleno de todo tipo de vida y lo que esto implica para el sistema jurídico.

 

De esta forma, señaló, así como se reconocen los derechos constitucionales de grupos vulnerables  de mujeres, niñas, niños, e indígenas, también se deben crear leyes que protejan y promuevan el bienestar animal y al medio ambiente de manera eficaz y contundente.

 

Dijo que con este proyecto de decreto, plantea generar cambios estructurales en materia constitucional que permitan que especies no humanas y ecosistemas tengan derechos constitucionales.

 

El panista aseguró que, de aprobarse esta iniciativa, los animales y los ecosistemas serían considerados sujetos de derechos, con las limitantes que las leyes especializadas establezcan para ello y el Estado garantizará el respeto a este derecho.

 

Insistió en que es necesario que los animales y las especies diversas al ser humano puedan tener la categoría de sujetos de derechos, y de esta manera alcanzar una protección jurídica plena.

 

El legislador reconoció que reformar la Constitución en este aspecto no solo involucra una reforma de alto calado, sino un cambio axiológico del sistema jurídico, tomando en cuenta que somos un país que aún permite las corridas de toros, las peleas de gallos y que en varias entidades federativas todavía consideran el maltrato animal solamente como falta administrativa o delito sin pena privativa de libertad.

 

La solución que se plantea, insistió, involucra una reforma constitucional que permeé sobre todo el sistema jurídico mexicano, comenzado por un cambio de doctrina jurídica que permita hacer una separación entre el derecho humano a un medio ambiente sano y el derecho de los animales y los ecosistemas a ser reconocidos como sujetos ante la ley.

 

Rodríguez Rivera afirmó que si bien es cierto  que las personas tenemos el derecho a tener un medio ambiente saludable, también las especies animales diversas al humano tienen un valor intrínseco, paralelo al que poseemos.

 

Al señalar que el respeto y cuidado de los derechos de personas y animales, trae beneficios mutuos, como lograr una mejor sostenibilidad del planeta, indicó que esto daría oportunidad a que los animales y los ecosistemas pudieran ser representados legalmente en cualquier circunstancia.

 

La Iniciativa fue turnada directamente, para su estudio y análisis, a la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *