CDMX a 19 de junio del 2020.- El Congreso capitalino decidirá este viernes si aprueba o no una reforma que daría a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, el poder para modificar el presupuesto en casos de emergencia, como la actual epidemia de COVID-19.

Con 11 votos a favor, una abstención y ningún voto en contra, la Comisión Permanente autorizó que se realice una sesión virtual del pleno, en periodo extraordinario, para votar el dictamen que plantea modificar la Ley de Austeridad, Transparencia en Remuneraciones, Prestaciones y Ejercicio de Recursos.

Sin embargo, el tema genera polémica y rechazo entre diputados de oposición, quienes este jueves expresaron su inconformidad ante la Comisión Permanente del Legislativo local.

«Estamos aquí porque ustedes recibieron línea para venir a aprobar una cosa que les mandaron del Ejecutivo, para poder gastar el dinero sin posibilidad de observar por parte de los representantes populares», acusó Jorge Gaviño, vicecoordinador del PRD.

«Se están ustedes echando un balazo en el pie en el Congreso, al Congreso lo están mutilando y lo están haciendo a propósito por línea, pero lo más triste es que también por convicción», agregó, al dirigirse principalmente a los diputados de Morena.

Los legisladores de oposición no cuentan con los votos suficientes para frenar el dictamen. Al ser una propuesta de reforma ordinaria, debe ser aprobada por mayoría simple, para lo cual basta el voto de Morena (que tiene 34 de 66 representantes en el Congreso) y de sus seis aliados del PT.

Diputados del PAN, del PRD y del PRI se pronunciaron en contra del cambio a la ley. Advirtieron que con él se usurpan atribuciones del Congreso y se concentra la capacidad de decisión sobre el Poder Ejecutivo.

«Lo que proponemos es cambiar la ley para obligar a que el Legislativo sea más ágil y eficiente en sus opiniones, pero sin renunciar a su facultad de opinar», sostuvieron los legisladores en un posicionamiento. «De lo contrario, estaríamos quitándole la voz al poder que precisamente está ahí para hablar y responder por el pueblo, y estaríamos lesionando los principios de transparencia y rendición de cuentas».

El rechazo se da pese a que el dictamen acotó la posibilidad de recortar los recursos del Congreso y del Tribunal Superior de Justicia, que, según lo planteado, deberían acordar con la Secretaría de Administración y Finanzas la reducción en su presupuesto; de no ser suficiente, la Jefatura de Gobierno debería remitir al Congreso una iniciativa con el monto por cortar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *