• Este 1 de julio la escuela de música del INBAL cumple su 154 aniversario

 

CDMX a 30 de junio de 2020.- Un grupo de 20 estudiantes de la Maestría en Interpretación de Música Mexicana de Concierto, que imparte el Conservatorio Nacional de Música (CNM), concluye el próximo 1 de julio su formación profesional, por lo que será la primera generación de egresados de este programa de posgrado que ofrece el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

 

El 1 de julio el Conservatorio cumple 154 años de su fundación y en el marco de este aniversario se celebrará también el egreso de las y los estudiantes que cursaron durante dos años esta maestría.

 

“Es el primer programa de nivel posgrado que se ofrece en el CNM y es el único a nivel nacional e internacional con especialidad en música mexicana”, afirma su director David Rodríguez de la Peña.

 

Una de las características del posgrado es la profesionalización en materia de interpretación (ejecución instrumental), aunado a la especialización de repertorio de música mexicana de concierto del siglo XVI a la actualidad.

 

Rodríguez de la Peña, quien también es tutor de la maestría con las cátedras de Montaje de repertorio, Recital solo, Recital colaborativo y Taller de interpretación, explica que este posgrado representa la oportunidad para que las nuevas generaciones interpreten música escénica existente a partir del siglo XVI (ca. 1575), época en la que comienza un cambio gradual en la tradición para componer, interpretar y difundir la música.

 

Las y los egresados son: Anel Anaí Rodríguez Santiago (clarinete), Argentina Durán Fernández (piano), Berenice Abigail Piña Hernández (saxofón), Cecilia Beatriz Abaroa Moreno (violín), Denia Graciela Moreno Patiño (violonchelo), Gabriel Edmundo Lugo Vélez (percusiones), Germán Rafael Lobos Mendoza (canto), Helios Omar Valdez Altamirano (saxofón), José Antonio Sánchez Cristóbal (percusiones), Julio Ernesto Escotto Casarrubias (guitarra), Karla Monserrat Arias Espinosa (flauta transversa), Katia Reyes Garduño (canto), Lesly Vásquez Hernández (flauta transversa), Liliana Obando López (piano), Martín de la Rosa Hernández (piano), Miguel Ángel Torres Franco (guitarra), Mireya Hurtado Sierra (violonchelo), Miroslava Rodríguez Martínez (canto), Pomposa Aragón Aragón (saxofón) y Salomón Guerrero Alarcón (violonchelo).

 

“La generación que egresa de esta maestría se titulará con las habilidades y capacidades necesarias para ejercer como concertistas a un nivel competitivo en el ámbito nacional e internacional, o para continuar con un doctorado en música en cualquier parte del mundo”, comenta Rodríguez de la Peña.

 

Para acceder a esta maestría, los aspirantes deben cumplir con los requisitos que se establecen en la convocatoria que publica el INBAL, a través del CNM, siendo el principal la presentación de un proyecto cuyo tema sea de trascendencia en cuanto a la interpretación e investigación musical y el beneficio que signifique para la comunidad.

 

Referente de intérpretes, investigadores y docentes

 

El Conservatorio Nacional de Música celebra el 1 de julio su 154 aniversario. De frente al futuro, desafía los retos que las circunstancias y la sociedad le imponen y se mantiene con la misión que lo vio nacer en 1866: formar músicos profesionales en las especialidades de interpretación, docencia, investigación y creación.

 

La escuela, dependiente del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), cumple cabalmente con el objetivo de difundir, promover y preservar el arte mexicano, en este caso a través de la educación musical.

 

En el marco de la campaña “Contigo en la distancia”, se recuerda que en la zona de Polanco se yergue imponente el edificio diseñado por el arquitecto Mario Pani (inaugurado en 1949) y que fue declarado Monumento Artístico en el año 2012 por Decreto Presidencial.

 

Es difícil resumir la historia del Conservatorio Nacional de Música (CNM) porque muchos sucesos han marcado el acontecer social. En 2020 se escribe otra página más. Los 187 maestros y maestras que conforman la plantilla docente trasladaron el aula a sus hogares; los 945 estudiantes que integran la matrícula: sector infantil y los niveles técnico profesional, profesional asociado, licenciatura y maestría, ocuparon algún espacio de su casa como salón de estudio; asimismo, el personal técnico, administrativo, académico y de apoyo en general que labora en la escuela tuvo que modificar sus métodos de trabajo.

 

Todas y todos adaptaron los espacios de su hogar para impartir o tomar la clase y trabajar con las herramientas tecnológicas al alcance, reorganizando su vida, tiempo y ámbito familiar.

 

Por primera vez en la historia del CNM, la educación es totalmente a distancia para no detener el proceso de formación y aprendizaje.

 

En el CNM se imparten 24 licenciaturas: 20 de ejecutante y 4 del área teórico-musical, además del sector infantil (al que ingresan a partir de los 7 años).

 

Otra fortaleza más es la conformación del archivo documental, musical y fonográfico más completo de América Latina, ubicado en la Biblioteca Candelario Huízar. El trabajo de investigación y clasificación ha derivado en hallazgos como la partitura original del Himno Nacional Mexicano, la grabación del primer cuarteto atonal de Julián Carrillo o las obras de Ángela Peralta y Guadalupe Olmedo, las primeras compositoras mexicanas egresadas del CNM.

 

Acervo: libros, partituras, fotografías y discos

 

El acervo se han incrementado a 5 mil 470 catalogaciones (a la fecha), que incluyen libros, partituras, fotografías y discos en Pinakes (Sistema Integral de Automatización), además de contar con el libro 150 años de educación musical en México (el más actual en la materia), que se editó en 2016 para conmemorar su 150 aniversario.

 

De entre los avances académicos destaca la realización de cursos de perfeccionamiento, como son Cátedra Ricardo Castro (piano), Cátedra Francisco Araiza (canto) y Piano para todos (para menores de edad con discapacidad), así como la enmienda al plan de estudios para la carrera de Ejecución (2017) que fortalece a la Orquesta Sinfónica del CNM y a las diversas agrupaciones integradas como parte del plan de estudios.

 

En la última década se incrementó la matrícula a 55 estudiantes por año, al graduarse y titularse músicos del más alto nivel interpretativo, con juicio analítico y crítico, con un amplio conocimiento de las obras musicales, las corrientes y las tendencias en su conjunto. Esta formación integral les ofrece un buen crecimiento profesional que redunda de manera positiva en su entorno social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *