CDMX a 05 de junio de 2020.- En congruencia con el Día Mundial del Ambiente, promulgado por la Organización de las Naciones Unidas y adoptado por la mayoría de los países, desde luego incluyendo a México, se han venido realizando diversos eventos que han abarcado varios días, en diversos ámbitos de la sociedad.

Se consideran temas relativos al ambiente, como el agua, los bosques, la fauna silvestre, las energías renovables, los megaproyectos que se están implantando por el actual gobierno, desechos sanitarios por el COVID-19, las drásticas reducciones presupuestales en dependencias y organismos del gobierno federal, entre otros.

1.- En el tema del agua, lo que está en la discusión es el análisis y aprobación de la Ley General de Aguas, que por mandato de las reformas hechas a la Constitución en 2012, debió promulgarse en 2013, lo cual no ha ocurrido por los intereses políticos y económicos.

Se han presentado tres iniciativas en la Cámara de Diputados; una iniciativa ciudadana con más de 198 mil firmas, otra del grupo parlamentario de Morena y una más reciente de la propia Comisión de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Saneamiento (CRHAPS), responsable del proceso de análisis y formulación del dictamen. A petición de ciudadanos también participará en el dictamen la Comisión de Ambiente y Recursos Naturales.

La Barra Mexicana de Abogados (BMA) hizo un análisis de dos de las iniciativas, presentadas el 14 y 28 de abril, en cuanto a su constitucionalidad, presunta invasión de atribuciones a otros artículos constitucionales, especialmente al 115, que otorga

atribuciones a los municipios. Señala que las reformas al artículo 4 párrafo sexto constitucional se refiere exclusivamente al derecho humano al agua para “USO PERSONAL Y DOMÉSTICO” y no está referido a los preceptos del agua establecidos en los párrafos quinto y sexto del artículo 27 del mismo ordenamiento.

Como conclusión general, la BMA señala que la Ley General de Aguas, deberá centrarse en reglamentar exclusivamente el derecho humano al agua para “uso personal y doméstico”.

Este análisis jurídico de la BMA deja fuera los aspectos principales planteados en la Iniciativa Ciudadana de Ley General de Aguas (ICLGA), abarca numerosos aspectos relacionados a los diferentes usos y abusos del agua en todos los ámbitos, que tendrían impacto directo en corregir muchas de las irregularidades y abusos que tiene la actual Ley de Aguas Nacionales cuyo principio es privatizar el agua, disfrazada de concesiones y asignaciones, sin reconocer el derecho de los pueblos originarios y equivalentes, con una autoridad imperativa y exclusiva, lo que ha permitido tantos actos de otorgamiento de concesiones y asignaciones a las grandes empresas consumidoras de agua, como cerveceras, embotelladoras, mineras, de riego agrícola controlado por grupos de poder, sistemas de agua potable privatizados, entre otros.

De ser correcta la posición de la BMA, esta situación llevaría a que en paralelo se hiciera o reformara la actual Ley de Aguas Nacionales para introducir todos los conceptos que están dejando fuera. La discusión seguirá en la CRHAPS, aunque hay la amenaza de algunos diputados de pretenden mandar a la congeladora estas iniciativas, lo cual seguirá siendo una violación a lo mandado por la Constitución desde 2012.

La iniciativa de la comisión CRHAPS de Ley General de Aguas, que la presentaron el 4 de junio por internet, sin dar mayor información que una descripción del proceso de consulta que ha habido. De acuerdo a lo manifestado por el presidente de esa comisión legislativa, esta nueva iniciativa tiene 10 títulos y 457 artículos en donde se retoman conceptos del derecho humano al agua, la administración del agua por el gobierno federal, el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas y afromexicanos, la coordinación de acciones de los tres órdenes de gobierno, rendición de cuentas y transparencia, incentivos, infracciones y sanciones, eficiencia presupuestal, aprovechamiento del agua del mar, de lluvia y atmosférica, así como la igualdad de género. El presidente de esta comisión estableció el compromiso de integrar los aspectos relevantes de las otras iniciativas que se han presentado para obtener un solo dictamen.

2.- Con respecto a los recursos forestales, principalmente los bosques y la fauna silvestre, la misma ONU ha destacado la importancia que tienen los bosques, selvas, humedales y otros ecosistemas forestales para la vida humana, animal y vegetal.

Después de muchas décadas de minimizar la importancia de esos recursos, en la actualidad muchos gobiernos han reconocido su importancia como los principales generadores de oxígeno y fijadores del bióxido de carbono, después de los océanos, además de ser productores de materias primas para innumerables usos de la sociedad como la construcción, muebles, derivados de las resinas y gomas, frutos, cortezas, fuente de bioenergía, alimento, mitigadores de los impactos de huracanes y ciclones en las costas, paisajes para la recreación, hábitat de la fauna silvestre y remedios herbolarios y medicinales, entre otros muchos. Es una importante fuente de empleos permanentes y eventuales.

Los beneficios reales que producen los recursos forestales, como algunos de los mencionados, no se han reconocido formalmente en México, al irse reduciendo de algunos años a la fecha los presupuestos para la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), la de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), a la propia Secretaria de Recursos Naturales y Medio Ambiente (SEMARNAT) y sus órganos desconcentrados, entre los más relevantes.

Cada año se celebran diferentes días de la naturaleza, de la madre tierra, de los océanos, de las montañas, del bosque y muchas más, que quedan con acciones voluntarias de grupos de la sociedad, de algunas autoridades municipales y estatales, así como del gobierno federal. Son loables las acciones a nivel de grupos y comunidades que hacen diferentes acciones como conferencias, pláticas, reforestaciones, plantaciones comerciales, recolectar la basura, limpieza de ríos y playas, para mencionar unas cuantas.

Sin embargo los programas de gran envergadura debería ser política nacional de desarrollo sustentable de los gobiernos, ya que muchas veces se quedan en los discursos emotivos que pronuncian, pero con limitaciones y reducciones presupuestales drásticas a estas dependencias y organismos. ¡DISCURSOS SIN RECURSOS, ES DEMAGOGIA! Lo peor del caso es que no hay discurso.

3.- Las energías renovables, son otros de los temas relacionados al Ambiente. Desde el 2007 se empezaron a entregar concesiones para instalar campos generadores de electricidad eólica y solar, para entrar a la época de las energías renovables y llamadas también “energías limpias”.

Este proceso de concesiones para generar electricidad, se habían venido otorgando principalmente a empresas extranjeras, españolas, italianas, francesas y americanas, además de empresas “mexicanas” asociadas a extranjeras.

Al mismo tiempo se inició el desmantelamiento de las empresas gubernamentales generadoras de electricidad. Se decretó la desaparición de la empresa paraestatal Luz y Fuerza del Centro y con el uso de las fuerzas armadas desalojaron los edificios que ocupaba.

Se continuó desmantelando a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), obligándola, con las modificaciones legaloides que se hicieron, a proporcionar a esas empresas privadas de nueva creación, sin costo alguno, el transportar la energía eléctrica que generan por el Sistema Eléctrico Nacional (SEN), es decir por las líneas de transmisión de electricidad.

El nuevo gobierno está tomando medidas que regulen la operatividad, continuidad y seguridad de esas líneas de transmisión, tomando en cuenta los costos que ello implica, que a final de cuentas es un subsidio que hace el pueblo a empresas privadas principalmente extranjeras, que se benefician con los subsidios.

Esta regularización que se pretende, ha estado en la discusión pública, acusando a la CFE que está en contra de las energías limpias, lo cual está muy lejos de ser así. Lo que se quiere es reglamentar ese saqueo que se ha venido haciendo con los contratos y acuerdos leoninos de los gobiernos anteriores. La propia CFE está generando energías renovables, con el principal sistema de generación con las hidroeléctricas, nuclear y eólica.

En cuanto las energías limpias, si lo son relativamente en cuanto están funcionando, aún con problemas sociales por los que han sido fuertemente cuestionadas por los dueños de las tierras en donde se han establecido esos campos eólicos y fotovoltaicos, por incumplir compromisos económicos y otras prestaciones que ofrecieron, sin que haya cabal cumplimiento y además solapado por algunas autoridades locales y federales. En donde se cuestiona su “limpieza” es en la producción de los aerogeneradores y las pilas fotovoltaicas, que utilizan materiales y energía que requieren un procesamiento para la transformación de materias primas en las partes que los componen.

Adicionalmente, la vida útil de los aerogeneradores va de 20 a 25 años a lo sumo, después de los cuales se tiene que desechar, lo que constituye otro impacto al ambiente. Las pilas fotovoltaicas también tienen sus impactos en su reciclado, por la disposición de materiales que tienen que desecharse.

Hay cementerios de aspas, a las que se les está buscando como poder reciclar partes de los materiales y también como utilizarlas en otros productos. La producción y el desecho de estos aparatos requieren energía convencional y costos adicionales.

4.- Desechos sanitarios por el COVID-19. Este asunto es en verdad crítico. Si ya el manejo y disposición de los desechos de todo tipo, especialmente los sanitarios, tienen demasiados problemas a nivel de municipios y pequeñas localidades, que utilizan las barrancas, los ríos, los lagos y los mares para tirar toda la basura, vemos con preocupación que están apareciendo cubre bocas, guantes, mascarillas, frascos y otros materiales sanitarios, que están saturando estas corrientes y cuerpos de agua, con el riesgo adicional del riesgo que pudieran tener.

En el caso de las aguas tratadas, en España se han realizado estudios sobre la permanencia de ese virus en las aguas tratadas, que afortunadamente no han encontrado, por las mismas sustancias utilizadas en el tratamiento de las aguas residuales. ¿Pero que pasa en nuestro país? Realmente no hay un control de los desechos que se botan en cualquier parte.

Todas las clínicas, hospitales y en general centros hospitalarios tienen la obligación de disponer sus residuos médicos de acuerdo a normas establecidas, pero la mayoría de la gente que habiendo tenido el COVID-19 y no fue atendida en algún centro de salud, bota sus desechos a la basura y eso significa otro riesgo adicional al ambiente y a la salud de los seres.

5.- Reducciones presupuestales. A raíz del acuerdo de austeridad expedido por el presidente López Obrador el pasado 15 de mayo, ordena una reducción a las partidas 2000 de servicios generales (personal contratado) y la partida 3000 de materiales y suministros, a todas las dependencias del gobierno federal, lo que representa dejar prácticamente varadas a la mayoría de las dependencias y sus organismos descentralizados y órganos desconcentrados.

Este acuerdo hace excepción a 38 programas prioritarios que corresponden a los sociales, agropecuarios y pesca, seguridad pública, energéticos (petróleo y electricidad), infraestructura carretera y caminos, sistema aeroportuario, mejoramiento urbano, asuntos culturales y derechos humanos, los trenes Maya y de Guadalajara, el Parque Ecológico Lago de Texcoco (PELT) y el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec.

JJARR. 04
Municipios en la ruta del Tren Maya. (Fonatur)

Esta drástica medida de reducir el presupuesto de servicios generales y materiales y suministros del 75 % deja a dependencias y organismos descentralizados como la CONAFOR, CONANP y el INECC, entre otros, sin personal operativo, medios de movilidad para apoyo y asistencia técnica a los productores y pobladores usuarios de los servicios que otorgan estos organismos.

Esta repercusión afecta a la propia SEMARNAT y sus órganos desconcentrados que tienen la responsabilidad de formular los dictámenes de impacto ambiental de todas las obras que se realiza en el país, la asistencia técnica y vigilancia e la legislación y normas oficiales.

Se ha criticado al gobierno por mantener sus programas prioritarios sin reducción de sus presupuestos. Desde luego que hay varios que pueden considerarse prioritarios, sin embargo hay algunos que podrían posponerse y otros de plano eliminarse como el Parque Ecológico Lago de Texcoco, que es una presentación en su menor expresión del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en el Lago de Texcoco, cuya visión es de una mentalidad urbana, disfrazado de ecológico, así como el Desarrollo del istmo de Tehuantepec.

6.- Atentado a la soberanía nacional. Otro de los programas prioritarios que deben cancelarse o modificarse radicalmente es el Proyecto de Desarrollo Integral del Istmo de Tehuantepec, que por su magnitud y concepción economicista y más neoliberal que cualquier otro proyecto, es un atentado contra la SOBERANÍA NACIONAL al cercenar físicamente el territorio nacional con una autopista de ocho carriles, dobles vías del ferrocarril interoceánico y el establecimiento de por lo menos 10 parques industriales libres de impuestos.

JJARR. 05
Ferrocarril Interoceánico. (GeoComunes)

Aunado a lo anterior están los intereses de las empresas de generación de energía eólica, explotación de minas de minerales preciosos, aprovechamiento de los recursos hídricos y despojo de tierras a comunidades y ejidos a lo largo de más de 300 kilómetros de recorrido.

Este proyecto es aún más grave que el Tren Maya, porque está en juego la soberanía nacional. ¿Quién va a controlar el tren interoceánico, la autopista, los parques industriales y la demás infraestructura de gasoductos, oleoductos y otros? Todos estos seguramente serán concesionados a las empresas nacionales y extranjeras, lo cual no es congruente con los cambios de formas de gobierno que estamos apoyando y no seguir con el rampante neoliberalismo.

Recordemos la historia del Istmo. Desde finales del siglo XIX y principios del siglo XX había la presión de Estado Unidos por apropiarse del Istmo de Tehuantepec, y lo que nos salvó en ese tiempo fue la separación de Panamá de Colombia, provocada por el mismo poder y se construyó el Canal de Panamá. Este canal se entregó al gobierno de Panamá para su operación.

En tiempo de Benito Juárez, con el tratado MacLane-Ocampo, se permitía que Estado Unidos tendría el paso libre de sus tropas por el territorio nacional y en especial en el Istmo de Tehuantepec, que además obligaba al gobierno de México a proteger a todos los ciudadanos americanos que se encontraran en el país y en caso de no cumplir, ese país tendría la potestad de usar sus fuerzas armadas para protegerlos directamente. Por fortuna este tratado no fue aprobado por el Senado Americano.

Posteriormente el gobierno americano, en tiempos de Porfirio Díaz, hizo nuevos intentos por apropiarse del Istmo de Tehuantepec, sin embargo Díaz se negó rotundamente, a pesar de las múltiples concesiones mineras y ferroviarias que se hicieron en su tiempo.

Ahora tenemos un nuevo intento de desarrollo de ese mismo Istmo, disfrazado de desarrollo integral. ¿Pero quién aportará los capitales para todas las obras que se realizarán ahí? ¿Quiénes tendrán el dominio real de esa amplia franja del territorio nacional? Obviamente los empresarios que invertirían y tendrían la operación y control de la autopista, los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, del tren interoceánico y los parques industriales libres de impuestos.

Hago un llamado directamente al presidente López Obrador, que yo estando de acuerdo con los principios que propuso para la cuarta transformación de México, en este caso, cancele este megaproyecto, que será otro de devastación ambiental, despojo social y pérdida de la soberanía nacional en esa franja, que puede ser el inicio de una mayor ampliación. ¡Esa si sería una verdadera conmemoración del Día Mundial del Ambiente!

(*) Ingeniero Agrónomo Especialista en Bosques, por la Escuela Nacional de Agricultura de Chapingo, Texcoco, Estado de México (hoy Universidad Autónoma de Chapingo); Maestro en Ciencias y candidato a Doctor en Recursos Naturales por The University of Michigan, en Ann Arbor, Michigan; Consultor en Recursos Naturales, Ambiente y Desarrollo.

Con información de  Juan José Agustín Reyes Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *