Ciudad de México, 26 de junio de 2020. – Con el fin de garantizar el derecho a la salud de todas las mujeres, la diputada Martha Tagle Martínez, del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, presentó una proposición con punto de acuerdo por el que exhorta a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) y a las autoridades de los Centros Penitenciarios de todo el país a otorgar, de manera gratuita, los suministros de higiene íntima mujeres privadas de su libertad.

La promovente consideró fundamental que las autoridades competentes impulsen las acciones necesarias para garantizar un trato y estancia digna a las mujeres que se encuentran en los centros penitenciarios, proporcionándoles los servicios y suministros de higiene íntima y acceso a los servicios médicos.

Detalló que en México existen 295 centros penitenciarios, de los cuales 19 dependen de la federación, 13 de la Ciudad de México y 263 de diferentes gobiernos estatales. La población total privada de su libertad, es de 207 mil 890, de la cual, 196 mil 764 son hombres y 11 mil 126 mujeres, acotó.

Recordó que de acuerdo con el Informe Especial de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos sobre las Mujeres Internas en los Centros de Reclusión de la República Mexicana 2016, los establecimientos destinados al alojamiento de las mujeres, deben contar con instalaciones y artículos necesarios para satisfacer las necesidades de higiene propias de su género.

La legisladora de MC denunció que esto no es una realidad, ya que las políticas carcelarias han sido pensadas principalmente desde la mirada masculina, por lo que muchos de los centros penitenciarios femeniles están en condiciones precarias y suelen estar ubicados en lugares geográficos alejados de sus núcleos familiares.

Asimismo, puntualizó, su salud y condiciones sanitarias no siempre son objeto de atención para responder a las necesidades específicas de su género.

Martha Tagle aseguró que la higiene menstrual es un asunto de derechos humanos, que las mujeres cuenten con los insumos y recursos necesarios para gestionar su menstruación es una de las bases para garantizar la igualdad de género.

Pese a ello, apuntó, en las prisiones femeniles le es imposible acceder a estos insumos, por lo que las mujeres recluidas piden a sus familiares les doten estos productos cada que les visitan. Sin embargo, puntualiza que en muchas ocasiones, por el estigma de género que enfrentan, quedan abandonadas por sus familiares y las dejan de visitar.

La diputada denunció que esta situación se ha tornado más difícil ahora que, en el marco de atención a la emergencia sanitaria por Covid-19, algunos centros penitenciarios tomaron la determinación de suspender las visitas familiares como medida de prevención y mitigación.

Además, sostuvo que el Estado debe implementar las medidas que sean necesarias para favorecer y garantizar sus derechos, por ejemplo, el acceso a las instalaciones e infraestructura básica, alimentación y atención médica adecuadas y tomar debidamente en cuenta sus necesidades propias.

La proposición con punto de acuerdo, fue turnada directamente a la Segunda Comisión de la Comisión Permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *