Ciudad de México, 10 de junio del 2020. – A pesar de las inconformidades que aumentan en torno a los daños ambientales que su actividad genera en las localidades donde se sitúan, las refinerías de Petróleos Mexicanos (Pemex) llevan un aumento constante en el proceso de crudo gracias a reparaciones mayores que entre 2019 y 2020 implicarán inversiones de 25,000 millones de pesos, conforme a la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador en estas actividades.

Sin embargo, las muestras de descontento y denuncias ambientales aumentan en el país. Por ejemplo, el Senador de Movimiento Ciudadano, Samuel García Sepúlveda, denunció hace algunos días la contaminación de la refinería de Pemex en Cadereyta ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos y en la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *