Ciudad de México a 15 de junio de 2020.- Líderes políticos y manifestantes cuestionaron el uso de la fuerza letal por parte de elementos de seguridad tras la muerte de otra persona afroamericana bajo custodia policial, el viernes, en Atlanta.

La muerte de Rayshard Brooks, de 27 años, a manos de un agente blanco, provocó rápidas reacciones de las autoridades, con el despido y la suspensión de los oficiales involucrados, así como con la publicación de los videos de la Policía capturados durante el hecho.

El agente que le disparó a Brooks, Garrett Rolfe, fue despedido, y podría enfrentar un cargo grave por asesinato, señalaron los principales fiscales del condado de Fulton. El oficial Devin Brosnan, presente en la escena, fue suspendido. Las decisiones siguen a la renuncia del sábado de la jefa de Policía de Atlanta, Erika Shields.

En tanto, el representante demócrata James Clyburn sostuvo que no creía que la fuerza letal fuera necesaria contra Brooks, quien se había quedado dormido al volante de un automóvil mientras esperaba en la línea de acceso al restaurante Wendys.

«No tenía arma, ¿a dónde creían que iba a ir?», dijo Clyburn.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *