CDMX a 08 de junio de 2020.- Investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) construyeron una maqueta de un ventilador que se podría fabricar con materiales reciclados y comunes, el cual serviría para atender a pacientes delicados de COVID-19.

Se trata de un dispositivo de complejidad reducida, hecho a partir de tubos de PVC, mangueras, codos, accesorios de uso doméstico, válvulas de lavadora y bolsas de basura, detalló mediante un comunicado Phillipp von Büllow, investigador de la UAM.Explicó que la construcción de la maqueta inició con dos bolsas de aire que sirven para la basura, cinta canela, tubo PVC de seis pulgadas, y láminas cilíndricas simples de acero para pesar las bolsas y ajustar las dos presiones de inhalación y exhalación.Para manejar las fases de inhalación y exhalación en el circuito neumático se adaptaron válvulas de lavadora, también proveniente de una tienda de chatarra; tubos, mangueras, codos y otros accesorios son de uso doméstico, comentó.“El filtro de bióxido de carbón se elaboró con botellas de PET, una lata de café, estopa y cal sodada, mientras que el químico fue hecho en casa, con base en cal hidratada para nixtamalizar e hidróxido de potasio”, señaló.El profesor de la UAM afirmó que este diseño podría utilizarse cuando no haya ventiladores disponibles para pacientes críticos en un hospital y se emplearía para intubar a alguien sedado, ya que este estado permite que el aparato marque el ritmo de la respiración, sin tener que adaptarlo a la voluntad del enfermo, una función compleja de crear

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *